La plataforma de vídeos emprende su expansión internacional

Vimeo utiliza el español para plantar cara a Youtube

Vimeo, la plataforma de vídeos que compite con Youtube, quiere plantar cara al servicio de Google también fuera de EE UU. La compañía, que pretende conquistar Europa, ha elegido el español como primer idioma tras el inglés, y antes de fin de año planea estar operativa en francés y alemán. La firma también se ha abierto al euro.

Vimeo utiliza el español para plantar cara a Youtube
Vimeo utiliza el español para plantar cara a Youtube

Vimeo no es tan popular en España como Youtube, el sitio de vídeos de Google, pero la compañía, creada en 2004 por la compañía estadounidense IAC, no se resiste a intentarlo. La plataforma, que acaba de iniciar su expansión internacional, ha elegido el idioma español para intentar arrebatar a Youtube parte de su audiencia. Y es que, como explica a CincoDías en una entrevista telefónica Daniel Hayek, Responsable de la Comunidad de Vimeo, "el español es el segundo idioma más hablado en Vimeo".

"La plataforma cuenta ya con usuarios en más de 125 países, pero queremos hablar con más personas en su lengua nativa", insiste el directivo, que destaca que Vimeo "apuesta por la calidad" para competir con Youtube. Después del español (que también les ayudará a extender su presencia en Latinoamérica), la compañía planea lanzar el servicio en francés y alemán antes de que acabe el año para afianzarse en Europa. Y después vendrán más idiomas.

En su expansión, Vimeo también ha introducido una novedad: permite a sus usuarios pagar sus cuentas en euros además de en dólares. "Se trata de simplificarle la vida al usuario europeo", añade.

Aunque Hayek no da muchos datos, Vimeo, la plataforma que solo permite subir y compartir vídeos originales y que apuesta por la alta definición, cuenta hoy con unos 65 millones de usuarios únicos al mes, bastante fieles y la mayoría procedentes del mundo audiovisual. Hoy el 40% de su tráfico proviene de EE UU, pero en el último año han subido un 60% el tráfico de su web y una parte muy alta les llegaba de España y Latinoamérica. "Queremos que la creatividad de nuestros usuarios sea el mayor atractivo de nuestro servicio", resume Hayek.

Google invierte más en sus vídeos

La lucha entre Vimeo y Youtube es como la de David y Goliat. Más todavía si cabe después de que ayer Google anunciara que invertirá 162 millones de euros en su plataforma de vídeos para conseguir nuevos canales, que amplíen las posibilidades de su servicio. El objetivo de la compañía es que estos canales sirvan de reclamo para los internautas, de forma que los anunciantes aumenten su apuesta por el servicio. Precisamente, y siguiendo los pasos de Vimeo, Google aclaró también que parte de esos recursos estarán destinados a crear canales pensando en el público europeo. Concretamente, canales pensados para Reino Unido y Francia, dos mercados que harán de primera toma de contacto para conquistar al resto de países.

Pero, aún con todo, Vimeo asegura que se mantendrá fiel a sus políticas, entre las que están mantener una buena experiencia en el uso de su web, que los vídeos sean de muy alta calidad y utilizar tácticas publicitarias no invasivas (esta solo aparece en los laterales de la pantalla). Una estrategia que supone que los usuarios deberán de pagar si las funciones gratuitas se les quedan cortas.