La operadora acelera los cambios en el área de atención al cliente

Telefónica España refuerza su política comercial con nuevas contrataciones

Telefónica va a contratar a otras 40 personas en España para su actividad comercial. Es el último hito en la estrategia de impulso de este ámbito y que se une a la creación de la academia comercial, los traslados voluntarios de trabajadores de otras áreas, los planes de incentivos a empleados para la venta de servicios así como la apertura de un nuevo centro en Canarias.

Sede de Telefónica en el Distrito C de Las Tablas, en Madrid
Sede de Telefónica en el Distrito C de Las Tablas, en Madrid

La actividad comercial sigue siendo uno de los puntos centrales de la dirección de Telefónica España y de su presidente, Luis Miguel Gilpérez, de cara a mejorar la posición de la compañía en el actual escenario de guerra de tarifas que se vive en la industria de las telecomunicaciones. Con el objetivo de reforzar ese ámbito, la operadora sigue perfilando su plantilla. Ahora, la compañía va a abrir una convocatoria para contratar a más de 40 nuevos profesionales, según confirman desde la empresa.

Estos empleados trabajarán en el segmento de empresas y vendrán a cubrir las vacantes en localidades donde no se han cubierto puestos en los concursos de traslados voluntarios, según explican fuentes sindicales, que indican que el número de vacantes y la localidad se establecerán durante el proceso.

En la convocatoria de creación de nuevo empleo, que se lanzará oficialmente en septiembre, Telefónica contratará a 40 profesionales que se distribuirán en ciudades como Madrid, Barcelona, Lérida, Sabadell, Murcia, Huesca y Logroño. Los nuevos empleados se incorporarán a la operadora con contrato indefinido.

TELEFÓNICA 4,12 -1,29%

Lo cierto es que la actividad de Telefónica en el ámbito comercial ha sido frenética en los últimos meses. A finales de mayo, la operadora puso en marcha un nuevo proyecto de atención comercial para mejorar la relación con los clientes. El programa incluía la creación de la Escuela de Atención Comercial, destinada a los actuales empleados de la empresa que están distintas categorías, y facilitar su acceso a la actividad de relaciones con el cliente.

Dentro de este proceso, Telefónica también está llevando a cabo un profundo análisis sobre sus actuales centros de atención a los grandes clientes.

Otros planes

Asimismo, la operadora puso en marcha a final de 2011 el Plan Mi Compañía, que pasaba a convertir a todos los empleados de la empresa en comerciales, a cambio de una comisión. Solo en el primer mes y medio de actividad, la empresa registró 6.700 operaciones comerciales, la mayoría de ADSL y portabilidad móvil. Ante el buen recibimiento entre los empleados, Telefónica decidió prorrogar el programa durante todo 2012.

Además, dentro de este cambio del perfil de la plantilla, Telefónica lanzó también a finales del pasado año un plan estratégico en España para su área de operaciones y red, compuesta por 18.000 empleados, destinado a enfocar su potencial en el cliente y en actividades de valor añadido.

A su vez, Telefónica va a abrir un centro de atención al cliente en Las Palmas de Gran Canaria, para el que contratará a 1.000 personas. La operadora prevé invertir seis millones de euros para habilitar el edificio y prevé canalizar 130.000 llamadas al mes. El centro empezará sus operaciones en diciembre.

Los cambios vienen en un momento de transformación de la plantilla de Telefónica, por la ejecución de un ERE, voluntario, que va a provocar la salida de 6.500 personas, en torno a un 20% del total, entre 2011 y 2013. En la reciente presentación de resultados, la compañía indicó que el proyecto está casi ejecutado. Telefónica adelantó a este año el periodo de adhesiones de los empleados que dejarán la compañía durante 2013.

Planes en Argentina

Telefónica prevé invertir 980 millones de dólares en Argentina en 2012. Unas partidas que se destinarán al despliegue de red, la ampliación de la base de clientes y el lanzamiento de nuevos servicios digitales. La operadora prevé llegar a cinco millones de clientes, entre servicios de banda ancha fija y de internet móvil. La compañía busca desarrollar nuevos servicios, ampliar la capacidad de la banda ancha, extender su red móvil y desplegar su infraestructura de fibra óptica a domicilios de clientes corporativos.