Solo la ha aceptado el 41,81% del accionariado

La opa de Greentech sobre Fersa fracasa al no recabar el apoyo necesario

Tan sólo el 41,81% del accionariado de Fersa ha aceptado la oferta pública de adquisición que la empresa danesa Greentech lanzó sobre la compañía, por lo que la opa ha quedado sin efecto, al no llegar al mínimo del 50% del apoyo requerido.

Greentech Energy Systems lanzó el pasado 16 de abril una opa de carácter voluntario sobre el 100% de las acciones de la empresa de energías renovables Fersa, una operación sobre la que los accionistas de la compañía tenían de plazo hasta el pasado lunes, 30 de julio, para decidir si la aceptaban.

Finalmente la opa de Greentech ha fracasado ya que, según los datos facilitados hoy por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha sido aceptada por algo menos del 42% de los accionistas, representativos de un total de 58.532.198 títulos.

Greentech, además, había establecido que sólo tiraría adelante la opa si ésta lograba el apoyo de más del 50% del accionariado y hoy ha confirmado formalmente mediante un escrito su decisión de no renunciar a este condicionante. En consecuencia, la oferta pública ha tenido resultado negativo y ha quedado por tanto sin efecto.

"Las aceptaciones presentadas a la oferta quedarán ineficaces con efectos inmediatos, corriendo a cargo del oferente los gastos ocasionados por la aceptación y devolución de la documentación correspondiente", señala la CNMV en una nota.

El consejo de administración de Fersa se ha mostrado desde el principio contrario a la opa y ha asegurado que el precio ofrecido por Greentech, de 0,4 euros por acción, no reflejaba el verdadero valor de las acciones de la sociedad.

La opa de Greentech ha conseguido finalmente el apoyo del principal accionista de Fersa, el grupo navarro Enhol, así como del Grupo BMN y de otros pequeños accionistas. Sin embargo, la mayoría del accionariado ha decidido no acudir a la opa, entre ellos BCN Godia y Banco Sabadell.

Greentech había defendido la opa como única vía para garantizar la viabilidad de Fersa, que ha cerrado el primer semestre de 2012 con un beneficio de 917.000 euros, lo que supone un 54% menos que en el mismo período de 2011, en que alcanzó un resultado de unos 2 millones de euros.