_
_
_
_
El grupo deshace sus operaciones en Europa

Clearwire, en preconcurso tras no lograr desplegar en Málaga su red wifi

La tecnológica Clearwire ha comunicado al regulador del mercado estadounidense (SEC) la entrada en preconcurso de su filial española. La empresa anunció en 2010 que Málaga sería la primera ciudad con acceso inalámbrico a internet a través de su red.

Clearwire anunció en 2010 que Málaga sería la primera ciudad española donde sus habitantes podrían conectarse en movilidad a internet a una velocidad de descarga de tres a seis megabytes por segundo, empleando la tecnología inalámbrica Wimax, similar al wifi.

La pasada semana, la compañía, que cotiza en el Nasdaq, el mercado tecnológico de Estados Unidos, informó al regulador del mercado en el país, la SEC, de que como parte de su decisión de centrarse en su negocio en EE UU ha iniciado un proceso de venta de sus divisiones europeas (Irlanda, Polonia, Rumanía, Bélgica, Alemania y España). Sobre el mercado español, en particular, la compañía desvela que el pasado 31 de mayo presentó preconcurso de acreedores (con lo que dispone de hasta cuatro meses para negociar un convenio con los acreedores y evitar el concurso). El grupo, con domicilio social en Delaware, añade en su comunicado a la SEC que a finales de septiembre se sabrá si ha podido lograr el convenio o "vender la empresa o entrar en concurso".

En España, Clearwire emplea la marca Instanet. CincoDías trató ayer de ponerse en contacto con la compañía, pero no fue posible; también intentó contactar con el despacho de abogados con el que el grupo estadounidense trabaja en el país, sin que se recibiera respuesta. Igualmente, el Ayuntamiento de Málaga declino contestar a las cuestiones planteadas por este diario sobre si la empresa había logrado implantar su tecnología en la ciudad y su funcionamiento.

Según las últimas cuentas de Clearwire España presentadas al Registro Mercantil, del ejercicio 2010, la empresa perdió 27 millones de euros, más del doble de las pérdidas registradas un año antes.

La filial española de Clearwire explica que en el año 2000 se adjudicó licencias para usar infraestructura empleada en telefonía móvil en España, cuyas tasas, por más de cuatro millones, ha denunciado. El grupo asumió varios compromisos, entre otros dar cobertura en 2019 a 20 millones de personas en el país (en 2010 daba cobertura a 2,8 millones).

Deloitte, que auditó las cuentas de 2010 de Clearwire España, advierte en su informe de auditoría que la empresa no informó de la remuneración de sus directivos y que estaba en causa de disolución, con fondos propios negativos por 58,9 millones. El grupo estadounidense soportaba una deuda de unos 3.545 millones de euros a finales del pasado año. En Bolsa, la tecnológica llegó a superar en 2007 los 30 dólares por acción; hoy sus títulos se intercambian por menos de 1,2 dólares.

Subvención de más de un millón de euros

Clearwire España explica en sus resultados de 2010 que ese año la inversión "en la red de Wimax ha sido completada y los servicios han sido puestos en marcha en las ciudades de Málaga y Sevilla". También indica que había recibido préstamos del Parque Tecnológico de Andalucía por más de un millón de euros entre 2009 y 2010. "Dichos préstamos, que han sido destinados para la construcción de redes Wimax, devengan un tipo de interés cero y su devolución se realizará en 12 pagos anuales que empezarán en junio de 2012".Un día antes de que Clearwire España tuviera que empezar a devolver el préstamo, la empresa se acogió, el 31 de mayo, al preconcurso. Parque Tecnológico de Andalucía aseguró ayer a este diario que el préstamo es una subvención del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_