Seminario organizado por el notariado

Los notarios piden una nueva regulación sobre la deuda de las familias

El presidente del Consejo General del Notariado, Manuel López Pardiñas, reclamó ayer al Gobierno que "habilite y encuentre nuevas fórmulas" para abordar el problema del sobreendeudamiento de particulares y familias, al igual que la reforma concursal del pasado año lo hizo con las sociedades de capital. A juicio de López Pardiñas, esta senda reformista podría introducir instrumentos como el fresh start, potenciar los acuerdos de refinanciación y, sobre todo, "materializar mecanismos concursales para las personas naturales".

Lanzó este mensaje en el seminario organizado por el notariado en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), centrado este año en el fenómeno del sobreendeudamiento. Recalcó que el ordenamiento jurídico "ha funcionado bien" en comparación con otros modelos que "han claudicado" ante este tipo de conflictos, derivados de la virulenta crisis económica actual.

El juez decano de Valladolid, Ignacio Martín Verona, explicó que las recientes reformas que han tratado de contener la morosidad y los impagos en materia hipotecaria han resultado baldíos. Desde el plan de salvamento del ICO, dotado con 6.000 millones de euros, en 2009, con quitas de tres años y para hipotecas de hasta 500 euros al mes, hasta el Real Decreto-Ley 8/2011, de apoyo a deudores hipotecarios, que estableció en el 60% del bien inmueble el valor de adjudicación del mismo en la subasta o los límites de inembargabilidad. Tampoco el reciente código de buenas prácticas bancarias, añadió.

Todas estas iniciativas no han logrado el efecto llamada sobre los deudores por los rígidos requisitos que plantean. A su juicio, habría que importar mecanismos como los comités de renegociación de deudas, el procedimiento de concurso de la persona física o la liberalización del deudor.

Cifra récord

El número de desahucios durante el primer trimestre de 2012 alcanzó una nueva cifra récord de 18.424 desahucios, un 18,5% más que en el mismo periodo del año 2011, según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial.