La comisión de seguimiento del Plan minero se reúne mañana

Sindicatos e Industria acercan posturas sobre el carbón

Los sindicatos entienden que Industria ha hecho gestos en favor de un acercamiento para resolver el conflicto del carbón en la reunión de este mediodía, pese a que no habrá más dinero para las empresas. Mañana se reúne la Mesa del Carbón, cuyos resultados serán claves para poner fin a las protestas de los mineros.

Mineros en la manifestación del 11 de julio de 2012 a favor del carbón
Mineros en la manifestación del 11 de julio de 2012 a favor del carbón

Sindicatos e Industria acercan posiciones en el conflicto del carbón tras la reunión mantenida este mediodía en la sede del Ministerio. Los representantes de los trabajadores han percibido un cambio de voluntad en el Gobierno, al que ven más propicio a llegar a un acuerdo, han explicado esta tarde en fuentes presentes en el encuentro.

Un acercamiento que hace probable que CC OO y UGT, las centrales mayoritarias en el sector minero, desconvoquen esta misma tarde la huelga indefinida que paraliza la actividad del carbón en las comarcas mineras desde hace un par de meses. Los responsables de ambos sindicatos se reúnen a lo largo de las próximas horas para tomar una decisión.

Los dos gestos que las centrales han valorado "de forma positiva" han sido el compromiso del secretario de Estado de Energia, Fernando Marti, de aprobar la convocataria de ayudas para las empresas mineras correspondiente a 2012 "de forma inminente" y la decisión de reunir a la comisión de seguimiento del carbón de forma urgente, mañana mismo por la tarde.

Del resultado de esta reunión dependerá que los sindicatos desconvoquen o no la huelga indefinida que paraliza las comarcas del carbón desde hace dos meses. "De no producirse un acuerdo que desbloquee la actual situación", los sindicatos planificarán una nueva estrategia de movilización "que permita afrontar un conflicto de larga duración", ha advertido CC OO.

Lo que no cambia el Ejecutivo son los presupuestos previstos para las empresas mineras: las ayudas que recibirán las compañías este año no superarán los 111 millones de euros, lo que supone un recorte del 63% respecto a lo que se había pactado inicialmente. Un ajuste que, según la patronal Carbunión, pone en riesgo la continuidad de las empresas y que fue, precisamente, el detonante del conflicto minero.

Según las fuentes consultadas, Industria también se ha comprometido a volver a reunirse con sindicatos y empresas a finales del mes de agosto, en cuanto sepa el techo de gasto del ministerio de 2013, para empezar a negociar las ayudas para el año que viene y poner las bases para el nuevo Plan del Carbón, que será para el quinquenio 2013-2018.

Además, en principio el Gobierno pretende respetar en este periodo lo pactado con Bruselas en cuanto a un recorte de ayudas más progresivo y suave que el acometido este año. "Industria ha dado a entender que 2012 sería una excepción", han precisado fuentes presentes en la reunión.

En todo caso, lo tratado este mediodía tendrá que concretarse por escrito en la reunión de mañana. En el encuentro de hoy, CC OO y UGT han mostrado su malestar por la presencia de representantes del sindicato USO (invitados por el Ministerio), que no tienen la representación legal mínima en el sector que se exige para participar en las comisiones de seguimiento del sector.

Por eso mismo, los sindicatos mayoritarios han advertido de que cualquier decisión que se tomara hoy de manera formal podría ser ilegal, y por ello han insistido en que se necesita un nuevo encuentro en el que concretar y ratificar lo tratado hoy.