El saneamiento de Bankia, pendiente del cálculo de sus necesidades reales

El Gobierno se dispone a recapitalizar Bankia de manera inminente, en los próximos días, aunque se mantiene la incógnita sobre si se inyectarán los 19.000 millones de euros que reclama la entidad, o si los informes externos encargados por el Ejecutivo arrojarán una cifra diferente.

Fuentes de Economía han confirmado a Efe que será una de las dos consultoras con las que trabaja en el análisis del sector, Roland Berger o Oliver Wyman, la que determinará las necesidades de capital de Bankia, aunque no descartan que coincidan con los 19.000 millones que ha calculado la entidad.

En cualquier caso, el grupo BFA-Bankia será el primero en beneficiarse del primer tramo de la ayuda de 100.000 millones concedido por el Eurogrupo, dotado con 30.000 millones de euros.

De hecho, se espera que su saneamiento se realice "en los próximos días", tal y como dijo el viernes el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre. Inmediatamente después irán el resto de entidades nacionalizadas, CatalunyaCaixa, Banco de Valencia y Novagalicia.

El Banco de España deberá hacer una petición formal a la Comisión Europea para utilizar estos primeros fondos, que según el diseño del programa han quedado depositados en el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para casos urgentes de recapitalización.

La utilización de cualquier cantidad del primer tramo requiere una petición del Banco de España y una aprobación expresa del Ejecutivo comunitario, junto al Banco Central Europeo y al Grupo de Trabajo del Euro.

El Banco de España, según fuentes cercanas al proceso, se encuentra ya trabajando en este proceso.

Los planes de la entidad que preside desde mayo Jose Ignacio Goirigolzarri pasan por que el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), suscriba una ampliación de capital de 19.000 millones en Banco Financiero y de Ahorro (BFA), la matriz de Bankia.

Posteriormente, BFA procederá a recapitalizar su filial con una inyección de unos 12.000 millones de euros. Lo hará a través de una ampliación de capital en la que los actuales accionistas tendrán un derecho de suscripción preferente.

Tras la recapitalización de Bankia, Economía considera prioritario realizar el mismo proceso en el resto de entidades nacionalizadas.

De momento se desconocen cuales son las necesidades de capital de estas entidades y del resto del sector, pues de ello depende que las cuatro grandes auditoras, PwC, KPMG, Ernst & Young y Deloitte, acaben el trabajo que están realizando para analizar y valorar las carteras de crédito de toda la banca.

Estos datos, que ya no serán publicados el 31 de julio, como se había anunciado, se entregarán a una de las consultoras, con objeto de que pueda hacer un test de estrés, entidad por entidad, lo que determinará sus necesidades de capital.

Los datos finales se darán a conocer en septiembre, aunque Economía hará una excepción con las entidades nacionalizadas y publicará sus necesidades con antelación, para poder iniciar su recapitalización con carácter prioritario.