COLUMNA

Facebook pierde amigos

Facebook ha perdido unos pocos seguidores más. Los ingresos de la red social crecieron un 32% respecto al mismo periodo del año pasado. Mientras tal crecimiento sería fantástico para una compañía de pasta de dientes o cerveza, no es espectacular para una que se ha vendido a los inversores como la más innovadora en tecnología. Y lo que es peor, los beneficios y los márgenes se vieron afectados incluso después de la compensación de acciones.

Está claro que Facebook tiene un problema con los móviles. El número de personas que contactan con sus amigos a través de sus smartphones continúa creciendo y está en torno a los 500 millones, más de la mitad de los usuarios. Esto tiene la ventaja de permitir a la gente entrar más a menudo en la red social porque no tienen que estar sentados frente al ordenador. Desafortunadamente, los anunciantes no han ajustado los presupuestos a este cambio. El número de anuncios por usuario en EE UU cayó. Y los pagos por juegos han sido planos durante varios trimestres.

Sin embargo, esto es también una oportunidad. Los ejecutivos de la compañía consideran que los anunciantes finalmente seguirán al público a los móviles. Si esto es así, los márgenes crecerán y Facebook estará en una posición cómoda. Esta es la razón por la cual la compañía está gastando mucho, comprando compañías como Instagram -por la cual pagó 1.000 millones de dólares-, contratando ingenieros y lanzando nuevas formas de publicidad.

Los inversores se han deshecho de acciones, haciéndolas bajar un 10% después de la publicación de los resultados. No están interesados en esperar a un crecimiento del beneficio del 8%, como el trimestre pasado. Sin embargo, incluso con la caída del valor, la empresa todavía vale ocho veces más que los ingresos estimados para 2012. A menos que Facebook resuelva el problema de los móviles, y rápido, le espera una desilusión más dolorosa.