El objetivo, ayudar al estresado profesional a encontrar pareja

Llega el 'love coaching': los mejores consejos para ligar

El poder y el dinero no garantizan el éxito en todos los ámbitos de la vida. Uno de los aspectos más descuidados entre los profesionales que más alto escalan es el sentimental: un tercio de los directivos asegura que busca pareja estable. La solución puede llegar de la mano de una nueva práctica: el love coaching.

Uno de cada tres directivos de empresa, la mayoría de entre 41 y 50 años, está buscando pareja. Así lo afirma una encuesta realizada entre 1.500 ejecutivos de Barcelona, Madrid y Valencia por la compañía de parejas estables Samsara. A pesar de la creencia habitual de que el directivo o empresario, dado su estatus, no se le resiste nada en la vida, la realidad parece ser otra.

Según María del Carmen Banús, fundadora y directora de la citada agencia y presidenta de la Asociación Española de Agencias Matrimoniales (Anerema), "la crisis económica es uno de los aspectos que más está incidiendo en los motivos de desestabilización de las parejas, sobre todo debido al estrés en el trabajo y el miedo a la pérdida del puesto de trabajo".

La falta de tiempo y de calma son los principales inconvenientes a la hora de encontrar un pareja. Conviene no confundir con el ligoteo, eso es otro asunto para el que no se requieren demasiadas destrezas. Es por ello que emerge en estos tiempo una nueva figura de coach, el love coaching, que se viene a sumar a los ya existentes en otras disciplinas, como puede ser el asesor financiero, el entrenador personal, empresarial o el personal shopper... Se trata de un asesor profesional para temas amorosos.

"Debido al vertiginoso trabajo, la ferocidad del mercado y la falta de seriedad de los portales de relaciones de internet, cada vez más se recurre a profesionales del coaching que facilitan al directivo, ante la falta de tiempo, todas las herramientas que precise para conseguir su objetivo, que no es otro que tener una buena relación de pareja", asegura Banús.

El love coaching consiste en realizar sesiones individuales con el ejecutivo, especialmente diseñadas para tomar consciencia y trabajar todos aquellos aspectos de la personalidad que puedan dificultar iniciar una relación. "Además, permiten tener un mayor y mejor conocimiento de uno mismo, crecer como persona y tener una relación de pareja mucho más satisfactoria", señala la experta, que insiste en un detalle, "lo importante no es tener pareja sino tener una buena relación de pareja, un compañero o compañera, con el cual poder hacer un buen tándem para apoyarse el uno al otro".

El 3,7% de los participantes en la citada encuesta manifiesta que busca abiertamente una pareja estable, mientras que el 29,6% no se plantea abiertamente el interés por tener una relación fija. Yel resto señala que en este momento no busca ningún tipo de pareja, bien por tener ya una o por no desear tener ningún tipo de compromiso.

La franja de edad donde hay más interés en la búsqueda de pareja es la comprendida entre los 41 y los 50 años (42,3%), seguida por la de entre 51 y 60 años (38,4%), entre 30 y 40 años (15,3%) y más de 61 años (3,8%).

La década de los cuarenta, según la responsable de Samsara, es la edad más difícil, ya que es cuando se produce el mayor número de divorcios en España. "Corresponde a la etapa más complicada para consolidar una pareja. Además, con esta edad se es joven y no hay miedo al fracaso y a la posibilidad de emprender una nueva etapa vital y familiar", señala la presidenta de la asociación de agencias matrimoniales, sector que genera unos siete millones de euros al año.

Los errores más frecuentes

1 No recordar el objetivo de una primera cita. Hay una tendencia a descartar candidatos sin darse tiempo a conocer a la persona en profundidad. Pasada la primera cita, hay que ir a por la segunda.

2 Hacer inventario del historial sentimental en la primera cita. A las mujeres, como a los hombres, les gusta sentirse únicas y, aunque a partir de cierta edad todo el mundo tiene un pasado, no es una buena idea hablar de relaciones anteriores.

3 Llamar con insistencia. Por mucho que haya habido atracción, hay que moderar las llamadas. La pesadez es lo peor.

4 Hablar de sí mismo de de principio a fin. No hay nada más antierótico que el hecho de notar que la otra persona no te está escuchando.

5 Ir demasiado al grano. Las mujeres son más románticas que los hombres, es más, la mayoría se sienten intimidadas cuando les proponen relaciones sexuales sin demasiados preliminares.

6 Mostrarse muy ocupado, dar la sensación de no tener tiempo para la relación.

7 Aparentar excesiva seriedad y formalidad. Se ganan puntos si en una primera cita se muestra divertido. Ojo:_el humor es seductor e invita a hacer locuras.

8 Querer ir muy rápido en la relación. No todo el mundo tiene los mismos tiempos, hay que respetarlos.

9 No tener en cuenta la compatibilidad: esto es, escala de valores, apego, estilo de vida y sexualidad.

10 No conocer qué cualidades hace feliz a una pareja. Cuidar detalles como el aseo personal, intelectual, profesional, salud, estilo de vida, sexo...