Manifesta: el carbón como reliquia

Manifesta: el carbón como reliquia

La bienal de arte contemporáneo Manifesta rinde este año tributo al carbón y a su papel esencial en el proceso de industrialización en Europa durante los dos siglos pasados.


La muestra tiene lugar hasta el 30 de septiembre en Genk, uno de los centros mineros más importantes en la historia de Bélgica. Y el impresionante escenario elegido y la documentación aportada sobre la vida laboral en las minas hace que la novena edición de Manifesta resulte tan atractiva para los aficionados a la arqueología industrial o la historia social como para los seguidores de Richard Long (foto), Robert Smithson o el resto de artistas seleccionados

Todas las obras giran, directa o indirectamente, en torno a un mineral que los comisarios de la exposición describen como "uno de los factores clave que determinó la transformación de la sociedad y del paisaje durante la Era Industrial, pero que rara vez fue considerado como una fuente de energía cultural". La bienal pretende saldar esa deuda y reconocer de paso a una actividad que, junto a la siderurgia, sirvió de base para la creación de la actual Unión Europea.

A diferencia de ediciones anteriores, la exposición se encuentra en un solo lugar: el centro de operaciones de uno de los principales yacimientos de Genk, un edificio de cuatro plantas (con más de 24.000 metros cuadrados en total) levantadas en 1924 con el estilo art-decó propio de la época. El edificio por sí solo ya compensa la visita.

Pero la muestra repasa también la ebullición que vivieron lugares como éste desde finales del siglo XIX (con las primeras normas para impedir que los niños menores de 12 años y las niñas menores de 14 siguieran bajando a la mina) hasta las manifestaciones de 1966 como protesta por los primeros cierres de explotaciones.

Para esa fecha, casi un tercio de los 66.000 habitantes de Genk eran extranjeros, procedentes de más de 32 países, lo que da idea de la revolución demográfica y social que supuso en ciertas partes de Europa la extracción del carbón.

Un hormiguero humano que aportó la energía imprescindible para transformar todo un continente. Y cuyo frenesí se percibe de manera escalofriante en la obra del ecuatoriano Kuai Shen (Guayaquil, 1978), que enfrenta al espectador con unos insectos condenados a reproducir un incesante afán aparentemente absurdo. Observarlo en vivo y en directo produce desasosiego. Sobre todo, si al visitante de la Manifesta le da por establecer paralelismos entre esa colonia de invertebrados y la que formamos los humanos.

Foto: Richard Long, Bolivian Coal Line, 1992 (B. dM., 13 junio 2012).

Comentarios

Buena entrada, y ya de paso para quienes hagan turismo interior por España, en Escucha (Teruel), hay un museo minero en el interior de una mina de carbón. No lo he visto, pero los que lo han visitado me contaron que estaba muy bien, pero que no reflejaba bien todo el tema social, humano y echaban en falta todo el tema de la lucha sindical. Hay otro en el vecino Utrillas, en un antiguo hospital, y por la página web parece que sí tiene más en cuenta estos otros aspectos.
Pronto será un museo también la cuenca minera, mirad la que se lía casi a diario: http://losmundosdehachero.blogspot.com.es/2012/07/viaje-la-cuenca-minera-con-los-mineros.html
Tendemos a hablar del carbón en pasado, pero si vamos a las cifras de uso, por ejemplo en http://www.euracoal.be/pages/layout1sp.php?idpage=84 Vemos que el carbón sigue siendo fundamental en la generación de energía en el mundo, especialmente eléctrica. Y se están abriendo grandes minas por el mundo, no hace mucho leía algo sobre unas megaminas en Mozambique para las que estudiaban hacer navegable incluso el Zambeze, para sacar el carbón en gabarras.
Decir que no estoy de acuerdo en que en el Museo Minero de Escucha no refleja bien el tema social,humano y sindical, va a depender de la visita, ya que el visitante, con sus preguntas y comentarios es el que va a tener mucho que decir y aprender.No todos los grupos buscan la misma información, y es el único lugar en toda España donde se visita un tajo de carbon
Normas