Tras el escándalo del líbor

Bruselas pide penas de cárcel para quienes manipulen índices como el euribor

La norma no fija penas mínimas para toda la Unión Europea sino que deja libertad a los Estados. Además plantea una "supervisión pública" sobre la manera de calcular estos tipos que influyen en hipotecas y créditos.

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles una norma que obligará a todos los Estados miembros a prohibir la manipulación de índices de referencia de tipos de interés, como el Libor o el Euribor, y a introducir en sus legislaciones nacionales sanciones penales, incluida la cárcel para los casos más graves, para los infractores.

No obstante, la norma no fija penas mínimas uniformes para toda la UE sino que deja libertad a los Estados miembros. Bruselas revisará dentro de 4 años las sanciones introducidas por cada país y se planteará de nuevo si es necesario armonizarlas.

El Ejecutivo comunitario se plante además establecer una "supervisión pública" sobre la manera de calcular estos tipos, que influyen sobre el coste de hipotecas y otros créditos, por considerar que la autorregulación no funciona. "Todas las opciones están sobre la mesa, salvo el de la autorregulación", ha dicho el comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier.

A su juicio, el reciente escándalo de la manipulación del Libor muestra "una ausencia total de moral, un comportamiento escandaloso de algunos actores financieros en detrimento directo de los ciudadanos, de las empresas y de las autoridades públicas".

"Estos comportamientos deben ser sancionados sin ninguna complacencia y para ello es necesario que los supervisores de cada país y a nivel europeo sean capaces de identificar y diagnosticar estas manipulaciones. También es necesario que los jueces tengan los medios para sancionarlos, incluso con cárcel en los casos más graves", ha insistido Barnier.

Por su parte, la vicepresidenta de la Comisión y responsable de Justicia, Viviane Reding, ha criticado al Banco de Inglaterra por considerar que actuó tarde pese a haber recibido advertencias de una posible manipulación del Libor. A su juicio, estos problemas se resolverán con la puesta en marcha de una supervisión bancaria única en la UE.

El comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha confirmado que su investigación sobre un posible pacto entre los bancos para manipular el Libor y el Euribor "avanza". "Estamos recogiendo mucha información", ha asegurado, sin precisar cuándo estarán listas las condiciones.