Agotada la vía administrativa, Iberia y Air Europa piden 150 millones

Las aerolíneas llevan a Aena a la Audiencia por el plante de los controladores aéreos

Iberia, Air Europa, Vueling, Air Nostrum y otras 10 aerolíneas presentan en estos días demandas contra Aena por el plante de los controladores de diciembre de 2010. Agotada la vía administrativa, han decidido acudir a la vía judicial con una reclamación que en conjunto se eleva a 150 millones de euros.

Las aerolíneas llevan a Aena a la Audiencia por el plante de los controladores aéreos
Las aerolíneas llevan a Aena a la Audiencia por el plante de los controladores aéreos

A lo largo del presente mes de julio un total de 15 aerolíneas españolas y extranjeras que operan en los aeropuertos nacionales han presentando otras tantas demandas contra Aena en el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional. En su condición de propietaria de la red de aeródromos del Estado y, a su vez, como proveedor del servicio de navegación aérea, reclaman a Aena daños y perjuicios por un montante de 150 millones de euros.

Incluyen en esta reclamación las pérdidas en que incurrieron en 2010 como consecuencia del largo conflicto que enfrentó al colectivo de los 2.400 controladores aéreos de la plantilla de Aena con el Ministerio de Fomento y con la propia dirección de la empresa, y que se tradujo en graves irregularidades en el tráfico aéreo y en grandes demoras.

Este conflicto tuvo su colofón en el plante de los controladores en el puente de la Constitución de ese año durante los días 3 y 4 de diciembre, con el consiguiente cierre del espacio aéreo. La huelga atrapó a medio millón de pasajeros en los aeropuertos nacionales y las compañías denunciantes aseguran que entre los retrasos y la paralización del espacio aéreo incurrieron en pérdidas por la citada cantidad de 150 millones.

El equipo jurídico de Iberia, el despacho de abogados Broseta en nombre de Air Europa, Vueling y Air Nostrum, y las patronales Aceta y ALA, han mantenido durante el último año y medio una pugna legal con la Administración aérea, y en especial con Aena, por la vía administrativa, con el objetivo de que se les reconocieran los daños causados.

La empresa propietaria de la red de aeropuertos se ha acogido, en algunos casos, al silencio administrativo, y en otros ha denegado el reconocimiento de las reclamaciones de las compañías.

Tras estas negativas, las empresas perjudicadas han decidido acudir "dentro de los plazos legales" a la vía judicial. Cada una por su parte, ya han formalizado sus demandas (o lo harán en las próximas fechas) ante la Audiencia Nacional.

Plantilla de Aena

Fuentes jurídicas de la defensa de las compañías aéreas afirman que la demanda se interpone contra Aena porque el contrato para la prestación del servicio de navegación aérea que quedó interrumpido fue contratado con la empresa pública. "Aunque finalmente se reconociera la culpabilidad de los controladores aéreos durante todo el conflicto, la responsabilidad siempre será de Aena como titular del servicio. Después, si ella así lo considera oportuno, podrá reclamar a sus empleados", afirmaron.

Las mismas fuentes han asegurado que es "pura casualidad" que la presentación de las demandas por parte de las aerolíneas haya coincidido con la publicación de varias sentencias en la propia Audiencia Nacional que condenan a Aena a indemnizar a varios pasajeros por aquellos mismos sucesos. "Este era el momento procesal oportuno". No obstante reconocieron que estas sentencias resultan muy favorables para los intereses de las empresa aéreas perjudicadas durante el plante.

Las patronales Ala y Aceta han mantenido durante los últimos 18 meses una dura pugna con Aena por los graves perjuicios que les creó la guerra entre los controladores y Aena. La pugna respondía a un intento de la Administración por reducir "los costes de navegación aérea, que eran los más altos de Europa". Las fuentes citadas señalan que durante 2010 "la guerra del control aéreo se tradujo en unos niveles récord de retrasos, con datos objetivos avalados por Eurocontrol. El mayor tiempo de vuelo y el gasto de combustible nos costó durante aquellos largos meses pérdidas por 80 millones".

La diferencia de la cuantía en relación con la indemnización solicitada se refiere a las pérdidas de los días del plante y los costes de repatriación de los afectados.

La cifra

80 millones es la cifra reclamada por las compañías por los retrasos de 2010 producido por la guerra del control aéreo.