Crece el número de españoles que no usa el móvil para llamar

El efecto 'WhatsApp' empieza a notarse en España

El internet móvil se ha convertido en un bien de consumo masivo en España. Según un informe de Accenture y Ametic, en el colectivo de internautas españoles la penetración del internet móvil alcanza hoy el 76%, frente al 49% en 2011. Y, en este contexto, crece el número de españoles que no usa el móvil para llamar.

El número de usuarios de internet móvil en España ha pasado de unos 11 millones a 19 millones desde principios de 2011 a comienzos de 2012. Es decir, en 12 meses, la penetración del internet móvil ha pasado del 49% al 76%. Y todo ello, según un estudio elaborado por Ametic y Accenture, gracias al desarrollo de servicios y aplicaciones móviles, a la disponibilidad de terminales cada vez más sofisticados (de los más de 22 millones de móviles vendidos en España el pasado año, casi 11 fueron smartphones) y a las tarifas de banda ancha móvil cada vez más atractivas.

El trabajo, hecho a partir de más de 1.600 entrevistas a usuarios de telefonía móvil e internet, revela que el número de dispositivos por internauta es mayor en España que en la media de los países donde se ha hecho el estudio (Europa Occidental, más Brasil, México y Sudáfrica). Cada uno de los encuestados dispone de media de 3,1 equipos conectados, frente al 2,8 que arroja la encuesta global. Y España lidera en Europa la adopción de tabletas, cuyo uso para acceder a internet se ha triplicado, al pasar del 9% en 2011 al 28% en 2012 (también ha crecido el acceso a través de smartphones, del 49% al 70%).

Además, aún existe margen para crecer, pues según revela el estudio el 38% de los usuarios que no usa internet móvil confirma su intención de utilizar en breve un smartphone para acceder a la red. Y si no lo han hecho hasta ahora, dicen, es porque consideran suficiente acceder a internet a través del ordenador (un 46%) o porque las tarifas planas de datos les resultan demasiado caras (37%). Otro fenómeno observado es el cambio en los hábitos de consumo, porque el 4% de los encuestados españoles no utiliza el móvil ya para llamar, sino como dispositivo conectado. Según el informe, los servicios de mensajería instantánea, proporcionados por aplicaciones como WhatsApp, Viber o Blackberry Messenger (con las alternativas de los operadores, como Joyn o TuMe) igualan en penetración al correo electrónico, situándose en el 70%.

"La frecuencia de uso del email decrece en 2012 en favor de la mensajería instantánea, a excepción de los usuarios mayores de 40 años", resume el informe, que indica que los servicios de mensajería instantánea se han convertido en "el estándar de la comunicación móvil".

También se intensifica la frecuencia de uso de las redes sociales, los blogs y Twitter a través de los móviles. De hecho, España lidera este uso intensivo en Europa: el 58% de los usuarios accede a estos sitios a diario y el 89% al menos semanalmente, y la tableta es el dispositivo que se encuentra a la cabeza de este creciente movimiento.

"El estudio demuestra cómo los usuarios marcan los usos definitivos de los dispositivos, pues revela que equipos originalmente diseñados para comunicaciones de voz están resultando muy atractivos para servicios de mensajería y conexión a la red", asegura el presidente Ametic, Jesús Banegas.

El porcentaje de entrevistados que descargan aplicaciones móviles crece un 23% hasta el 71%, lo que confirma la importancia de las tiendas de aplicaciones en el desarrollo del internet móvil. Pero el éxito de las aplicaciones en España está aún muy ligado a su gratuidad y habrá que ver cómo evoluciona su monetización. Las aplicaciones más descargadas son videojuegos, vídeos y música (69%), aquellas relacionadas con la disponibilidad de información (65%), vídeos cortos (53%) y la carga de fotos en álbumes digitales (41%).

En cuanto a la intención de uso futuro de aplicaciones y servicios de datos en movilidad, los encuestados españoles priorizan las aplicaciones de comunicaciones de voz y vídeo basadas en IP (84%), las redes sociales (80%), el entretenimiento (78%), la información variada como viajes, mapas o tráfico (76%) y el acceso a información de cuentas bancarias y transacciones (75%). Destacan también aplicaciones más innovadoras, como la gestión energética del hogal, la e-salud, la gestión de seguros y el control domótico del hogar a través del móvil, con porcentajes que superan el 50%.

Eso sí, sólo el 9% de los encuestados que usa su smartphone para acceder a internet realiza pagos a través de él. Y la televisión móvil sigue sin despuntar.

Con todo, en opinión de Pedro Jurado, socio director de Accenture de Comunicaciones Media y Tecnología, el auge de la internet móvil y los servicios que proporciona a la ciudadanía representan "una enorme oportunidad para transformar nuestros niveles de competitividad y para reforzar el desarrollo estratégico del sector TIC en nuestro país, de forma que no nos conformemos con ser importadores para convertirnos en exportadores de las últimas novedades tecnológicas en campos como la movilidad, el cloud computing, el business analytics y los contenidos digitales".

El reto de monetizar los nuevos servicios

España se sitúa a la cabeza de los países analizados en lo referente a la predisposición mostrada al uso de la próxima generación de servicios y aplicaciones, aquellas que se consideran clave para la monetización del internet móvil: los pagos a través del smartphone, los servicios de soporte premium, los servicios cloud o la seguridad. Pero, como advierte el estudio, España está a la cola en cuanto al conocimiento de estos nuevos servicios. Además, el reto en muchos casos es cómo rentabilizarlos. Así, por ejemplo, los servicios de almacenamiento en la nube, como Dropbox, han crecido mucho, pero al haber mucha oferta gratuita se hace difícil monetizarlos, añade el informe.

Pedro Jurado, socio director de Comunicaciones, Media y tecnología de Accenture, asegura que es fundamental la coordinación de diferentes actores en la cadena de valor (operadores, fabricantes, desarrolladores, anuciantes, administraciones públicas y universidades) para poder dar una respuesta satisfactoria a la demanda de los usuarios y asegurar un desarrollo sostenible de la industria. "Esta coordinación debe basarse en un equilibrio entre los ratios de inversión en innovación, redes de banda ancha de última generación e infraestructuras y los beneficios obtenidos", subraya Jurado.

Respecto a las marcas, Samsung lideró las ventas de smartphone en el primer trimestre, con un 28,5%, seguida de Nokia (20,1%); RIM (17,8%) y Apple (10,4%). En tabletas, Apple reinó con un 40% del mercado, seguido de Samsung (20%) y Sony (6%). Google, con Android (55%), dominó en sistemas operativos, seguido del iOS de Apple (20%). Apple es la marca favorita para quienes no están, pero planean entrar en el internet móvil.