Detecta un descuadre entre los ingresos y los saldos

Buen Menú suspende el servicio de sus tarjetas de comida

Grupo de Negocios Copel ha decidido suspender el servicio de sus populares tarjetas de comida Buen Menú al detectar que ha cargado más dinero a ellas, en algunos casos, que el "que ha recibido y facturado a sus empresas cliente". La empresa achaca este fallo a un error informático.

Imagen de la página web de Buen Menú
Imagen de la página web de Buen Menú

El servicio de las tarjetas de comida Buen Menú ha quedado anulado por el momento para todos sus usuarios. Grupo de Negocios Copel, propietario de este servicio, envío ayer a sus clientes una carta en la que anunció su suspensión "hasta determinar con exactitud qué saldos se han acreditado en exceso a empresas clientes".

En concreto, la compañía explica que ha detectado, a raíz del reciente cambio de las tarjetas a una nueva plataforma de pagos, un error informático "grave" que ha generado en los últimos años "un descuadre entre los ingresos de las empresas cliente y los saldos acreditados a las tarjetas de los empleados para el pago de sus comidas".

Esto significa que en las tarjetas hay más dinero del que Copel ha recibido y facturado a sus empresas cliente. "Ello ha generado, a lo largo de los últimos años, un estrechamiento en la tesorería de la entidad", confiesa. La compañía considera, además, que este fallo ha quedado acreditado.

La suspensión del servicio de las tarjetas ha sido tomada por el órgano de administración de la entidad y lo ha hecho, según se recoge en la misiva, "para preservar los derechos e intereses de sus clientes". En cuanto determine los saldos acreditados en exceso a empresas clientes, procederá "a solicitar su devolución, y de este modo poder restablecer el nivel de tesorería óptimo para poder reactivar el servicio".

En paralelo, Copel avisa que ha comunicado esta situación al juzgado de lo mercantil para establecer un plan de viabilidad que "le permita operar con normalidad en un plazo no superior a 15 días". Por otro lado, empresas clientes de Buen Menú han comenzado el procedimiento de reclamación judicial en relación a los saldos pendientes. Este periódico se puso en contacto ayer con la empresa, pero no pudo hablar con ningún responsable.

Problema observado a finales de 2011

Grupo de Negocios Copel reconoce, en la carta enviada a las empresas clientes, que el problema del desfase entre los ingresos de estas y los saldos de las tarjetas de los empleados para el pago de sus comidas se descubrió a finales del año pasado. Asimismo, que este problema "se ha visto agravado en estos últimos días".

La propia compañía señala que esto ha producido un "gran desconcierto" entre los usuarios a raíz de las dificultades de uso de dichas tarjetas, "realizando disposiciones de saldos acreditados para un mes en un solo día".

Este hecho, sigue describiendo la misiva, "ha terminado por perjudicar la tesorería y la capacidad del Grupo de Negocios Copel para poder atender los pagos de las tarjetas en los restaurantes donde los usuarios las emplean directamente".

En total, Buen Menú cuenta con 80.000 usuarios, más de 1.100 compañías y realiza más de seis millones de transacciones anuales, según se recoge en su página web. Asimismo, esta información puntualiza que sus tarjetas son admitidas en 300.000 restaurantes.