Hogares y sociedades no financieras retiraron apenas 7.500 millones de euros en mayo

Los depósitos de la banca española resistieron el estallido de Bankia con una caída mínima

No hubo fuga de depósitos con el estallido de los problemas en BFA-Bankia. En mayo, los hogares y sociedades no financieras mantenían 1,326 billones de euros en las entidades financieras españolas. Son 7.500 millones menos que en abril. Eso sí, los depósitos en moneda extranjera aumentaron en 1.054 millones.

Billetes y monedas de euro
Billetes y monedas de euro

Rodrigo Rato dimitió el 7 de mayo después de varios días de especulaciones. Acto seguido, el Gobierno se apresuró a anunciar su desembarco en el capital en Banco Financiero y de Ahorro (BFA), la matriz de Bankia. El desconcierto inicial, que se tradujo en el nombramiento de José Ignacio Goirigolzarri como nuevo presidente de la entidad, se convirtió en auténtico miedo. El nuevo responsable de la entidad anunció que al agujero negro adicional había que añadir 19.000 millones de euros a los 4.500 millones inyectados a través de la conversión de preferentes en acciones de BFA.

Sin embargo, los depositantes de las entidades financieras españoles no huyeron, al menos no masivamente. Los importes de depósitos y cuentas a la vista y de ahorro procedentes de los datos de supervisión del Banco de España revelan que solo salieron 7.413 millones de euros el pasado mes de mayo. Es decir, la caída fue de un escueto 0,55%. En total, los hogares y las sociedades no financieras mantuvieron 1,326 billones de euros en las entidades bancarias españolas. Los depósitos en otras divisas crecieron, eso sí, en 1.054 millones, hasta los 25.587: la subida es del 4%.

Los datos son de hace dos meses, y además provisionales, pero apuntan a que los españoles mantienen, pese a todo, la confianza en el sistema financiero nacional. El epígrafe que incluye a los "depósitos a la vista, de ahorro y a plazo" suma 1,142 billones, frente a los 1,146 billones de abril. A esta cantidad se añaden otros pasivos de las entidades financieras, de menor importe, como los pasivos por transferencias de activos, los financieros híbridos, las cesiones temporales de activos y los depósitos subordinados.

Una portavoz del Banco de España señala que estas cifras son las más exactas que difunde el supervisor, puesto que proceden del balance agregado de todas las entidades de crédito según los estados de supervisión. Eso sí, las cantidades no incorporan los depósitos de las administraciones públicas.

El dato es, bajo cualquier análisis, positivo. Fuentes financieras aseguran que la salida no es más que un movimiento mínimo, que se encuadra dentro de las fluctuaciones habituales de los depósitos de las entidades. Si bien, la caída en los que va de año es más significativa. Diciembre del año pasado finalizó con 1,373 billones de euros de pasivo total, de manera que el descenso acumulado se sitúa en el 3,4%.