Muy Confidencial

Linde hace reír a los diputados

Se está convirtiendo en habitual en las comparecencias de altos cargos en el Congreso que estos se dediquen a matizar o comentar los titulares que van apareciendo sobre la marcha en las webs informativas a medida que avanza su intervención.

Ayer le sucedió al gobernador del Banco de España, Luis Linde, que comparecía por primera vez en el Congreso. Algún diputado advirtió al responsable del supervisor bancario de que los medios recogían en titulares su reconocimiento de que el Banco de España había ejercido poco control sobre el desmesurado crecimiento del crédito en la etapa del boom. Lejos de matizar, Linde se reafirmó en que era "absurdo" negarlo.

En medio de una comparecencia sobre un asunto tan serio como el saneamiento del sistema financiero, el compareciente arrancó unas carcajadas del "respetable" a propósito de una anécdota taurina. Linde contó con fina ironía cómo un admirador se acercó un día a un torero y le dijo: "Maestro, para coronar su carrera sólo le queda morir en la plaza". El diestro respondió: "Se hará lo que se pueda". "Pues bien, me siento como el torero, que al final de mi carrera intentaré no morir en la plaza", finalizó el gobernador del Banco de España sobre la dificultad de la labor que tiene por delante.