Ssegún datos del Ministerio de Economía y Competitividad

El déficit comercial de España cae un 20,9% hasta mayo y se sitúa en 15.914 millones

El déficit comercial se situó en 15.914,2 millones de euros hasta mayo, lo que representa una caída del 20,9% respecto al mismo periodo de 2011, según datos difundidos ayer por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Este resultado fue consecuencia del incremento en un 3% de las exportaciones, hasta los 91.105 millones de euros, frente a un descenso de las importaciones del 1,4%, hasta los 107.047 millones de euros. El déficit energético registró hasta mayo un repunte del 16%, mientras que el no energético alcanzó los 3.873 millones.

La tasa de cobertura (porcentaje de importaciones que pueden pagarse con las exportaciones realizadas en el mismo periodo), se situó en el 85,1% en los cinco primeros meses, porcentaje 3,7 puntos superior al observado en el mismo periodo de 2011.

Solo en el mes de mayo, el déficit comercial se situó en 1.925 millones, lo que supone un descenso del 43,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

Los principales sectores exportadores en los primeros cinco meses fueron los bienes de equipo y los alimentos, con cuotas respectivas del 19,1% y el 15,4%.

A pesar de aglutinar el mayor número de exportaciones, la venta al exterior de bienes de equipo disminuyó el 0,3% hasta mayo, mientras que las de alimentos subieron el 8,4% por las mayores ventas de carne y bebidas.

El principal sector importador ha seguido siendo el energético, con una cuota del 24,3% sobre el total. Las compras al exterior de petróleo (principal producto energético importado) han subido el 13,6%. Los bienes de equipo destacaron como el segundo mayor sector importador, aunque las compras cayeron el 8,6%, sobre todo de material de transporte por carretera y ferroviario y de equipos de telecomunicaciones.

Las exportaciones dirigidas a Francia (primer destino) descendieron el 0,4%, mientras que las ventas a Alemania, que ocupa la segunda posición, aumentaron el 6,5%. Las operaciones a destinos extracomunitarios aumentaron el 9,1%. A ello contribuyó especialmente el fuerte dinamismo de las ventas a África, que aumentaron el 24,6%, donde el principal destinatario fue Marruecos.

La mayor parte de las importaciones también procedió de la zona euro y se contrajeron el 6,7 %. Las compras a Alemania y Francia disminuyeron el 9,9% y el 6%, respectivamente. Por el contrario, mejoraron las compras a América Latina y África.

La cifra

3% es lo que se han incrementado las exportaciones entre enero y mayo. Mientras, las importaciones registraron un descenso del 1,4%.