Cristóbal Montoro lo anunció ayer en el Senado

Los funcionarios que ganen menos de 962 euros tendrán paga extra

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, anunció ayer en el Senado que todos los empleados públicos con sueldos inferiores a 962 euros mensuales sí tendrán derecho a cobrar la paga extra de Navidad en 2012.

La cifra de corte entre los que recibirán la extra y los que no -esos 962 euros- equivale a 1,5 veces el salario mínimo interprofesional, que es de 641,4 euros. Eso generará un efecto escalón que provocará que funcionarios con sueldos que excedan por poco esa cifra acaben cobrando menos que otros funcionarios con retribuciones a priori más bajas. Por ejemplo, un funcionario con un sueldo mensual de 961 euros percibirá de aquí a fin de año un 16,4% más que otro con un sueldo de 963 euros. O, por decirlo de otro modo, el que tenga un sueldo de 962 euros ganará en ese plazo lo mismo que otro cuyo sueldo sea de 1.122 y, por tanto, recibirá más que los que se hallen entre ambas cifras.

El anuncio se produjo durante la sesión de control al Gobierno en el Senado y, aunque el dato ya figuraba en la letra pequeña del decreto aprobado por el Consejo de Ministros el viernes pasado, Montoro aprovechó su comparecencia para recalcarlo y lograr que los medios se hicieran eco de ello.

En respuesta a las preguntas que le plantearon en la Cámara Alta, el ministro de Hacienda admitió que las medidas del Gobierno "suponen un esfuerzo adicional para los españoles en un momento crítico", pero que este "merece la pena para acabar con esta crisis cuanto antes". Durante su intervención, reprochó por enésima vez al anterior Gobierno la desviación registrada en el déficit de 2011 e insistió en que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha tratado de ser lo más ponderado y equitativo posible en cuanto al reparto de la carga impositiva derivada de sus últimos ajustes.

El Recorte del rey

El Rey y el príncipe Felipe se rebajarán el sueldo un 7,1%, lo que supone una merma de 21.000 y 10.400 euros, respectivamente. El monarca ha recortado los gastos de representación de su familia en esa misma proporción, lo que supone 22.365 euros menos.