A la patronal le disgusta el plazo y las exigencias de inversión

Aena privatizará en Barajas la gestión de los vuelos de la aviación de negocios

Aena ya tiene solución para el eterno problema del aeropuerto de vuelos de negocios en Madrid. Privatizará su gestión en Barajas mediante un concurso para adjudicar dos concesiones por cinco años. El plazo y la exigencia de remodelar tres edificios enfada a las empresas de jet privados.

La nueva dirección de Aena Aeropuertos ya ha definido y comunicado a las empresas del sector su propuesta para resolver el problema eterno de la ubicación del aeropuerto de vuelo de negocios en Madrid. En una reunión con la directiva de la Asociación Española de Aviación Ejecutiva (Aesave) explicó que ha decidido concentrar todas las operaciones de los jet privados, aviación general y servicios medicalizados al aeropuerto de Madrid-Barajas.

El lugar elegido para ubicar la zona de embarque y aparcamiento de este específico segmento de la aviación de negocios es una superficie de 140.000 metros cuadrados en el área del aeropuerto opuesta a las pistas, próxima a la terminal de carga. Para el proyecto se utilizarán tres edificios; el primero está dedicado a pabellón de Estado, el segundo es la antigua terminal de aviación general y el tercero es el edificio donde se gestiona la situación de los expatriados.

El proyecto diseñado por Aena Aeropuertos consiste en lanzar de manera inmediata un concurso para elegir a dos compañías a las que se adjudicarán sendas concesiones por cinco años. Con ellas organizarán todos los servicios que necesita la operación de los aproximadamente 60 jets que tienen su base en Madrid y también de los 65 aparatos privados internacionales que cubren habitualmente operaciones con destino en Madrid.

Aunque todavía no se conocen las bases de la licitación, los adjudicatarios estarán obligados a reformar y a acondicionar los tres edificios: uno de ellos para terminal de pasajeros y los otros dos para oficinas y servicios auxiliares. Además Aena les exigirá el desembolso un canon inicial y un porcentaje sobre facturación.

El calendario previsto para el proceso de licitación comenzará antes de final de mes con la publicación de las bases del concurso. Los interesados tendrá un mes para elaborar y presentar sus ofertas. Aena prevé estudiar las propuestas y tomar una decisión en otros 30 días con el fin de que la nueva ubicación de las operaciones de la aviación privada en Madrid esté operativa a final de año.

Fuentes de la patronal de las empresas de jet privados Aesave, cuyo presidente es José Ramón Barriocanal, a su vez director general de Gestair, mostraron su disconformidad con el proyecto de Aena. A la asociación no le gusta que las inversiones en "unos edificios que hoy están obsoletos" tenga que ser costeada por los adjudicatarios. Estiman que el periodo de concesión por cinco años es "absolutamente insuficiente" para conseguir retornos en una inversión que evalúan en una cantidad por encima de los dos millones de euros.

En el plan que Aena ha comunicado a la dirección de Aesave se incluye un espacio para montar una tienda con productos de lujo.

Fuentes del sector señalaron que solo tres compañías con base en España podrían tener capacidad para acometer el desarrollo de las concesiones tal como las ha diseñado el propietario del aeropuerto. Son Gestair, Taj Aviation y Ejecutive. No descartan que pudiera acudir alguna empresa internacional, aunque tampoco descartan que la licitación pudiera quedar desierta "si no se modifican algunas condiciones".

Durante los últimos 14 años la aviación de negocios ha tenido su principal base en Madrid en el aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz, para disgusto tanto de las empresas de vuelos privados, como de los militares. Hace dos años los jet de mayor tamaño fueron trasladados a la Terminal 4 del aeropuerto Barajas.

Durante el tiempo que se ha operado desde Torrejón las compañías han realizado distintos intentos para trasladarse a Getafe y para crear un nuevo aeropuerto privado en el Álamo al sur de Madrid, proyectos que no prosperaron.

El sector se salva con los vuelos internacionales

La crisis se ha cebado con los viajes en jet privado en el mercado español con una caída en 2011 del 4,5%. Por el contrario las operaciones internacionales crecen un 5,5%, impulsadas por el tirón de los saltos intercontinentales. La situación económica también ha variado el objetivo del viaje. En 2007 se llegó a utilizar jet privado para usos de ocio, pero ahora el 97% de las operaciones son viajes de negocios. La desaparición de operadores como Jet Ready, Jet Foryou, VerylightJet o Soco, es otra característica de la situación.

Las compañías supervivientes, Gestair, Exjecutive, Taj o Corporate se quejan de las graves subidas de tasas aeroportuarias que en Madrid y Barcelona superan el 50%.

Alemania, con un crecimiento del 5,3%, y Polonia, con un aumento del 13,3%, se han convertido en países estrella del sector.