Se incrementa de golpe en tres puntos

La mayor subida del IVA de la historia lleva el gravamen al 21%

Ningún Gobierno se había atrevido a elevar tres puntos de golpe el tipo general. En la UE, solo Rumanía y Hungría han aprobado aumentos superiores.

España introdujo el IVA en 1986 y, desde entonces, ningún Gobierno se ha atrevido a bajarlo, aunque tampoco nadie osó, como ayer hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, subirlo tres puntos de una tacada. Los contribuyentes españoles pasarán de pagar un tipo general de IVA del 18% al 21% en los próximos días y el gravamen reducido aumentará, tal y como adelantó el martes CincoDías, del 8% al 10%. El Gobierno emula así al anterior Ejecutivo socialista que aplicó la misma medida en julio de 2010, aunque en menor cuantía. De los 27 Estados miembros, 17 han subido el IVA en la Unión Europea desde que se inició la actual crisis, sin embargo, solo Hungría y Rumanía aprobaron un incremento superior al anunciado por Rajoy.

Es cierto que Alemania también estableció de golpe una subida de tres puntos en el IVA, del 16% al 19%. Pero lo hizo en 2007, cuando su economía crecía a ritmos superiores al 3%. El Ejecutivo de Rajoy ha adoptado la misma medida en mitad de un ejercicio en el que, según la previsión del Gobierno, el PIB caerá un 1,7% y la demanda nacional otro 4,4%. Esa estimación se hizo bajo la hipótesis de que a lo largo del año no se aprobarían ajustes adicionales ni nuevas subidas de impuestos. Es probable que las medidas anunciadas ayer retraigan más la demanda, eleven la caída del PIB y alarguen la actual recesión. Esta misma tesis es la que defendía el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuando Zapatero elevó el IVA en julio de 2010. Y mantuvo la misma postura después de que la Comisión Europea recomendara aplicar esa medida. Bruselas argumenta que España es el país de la UE que menos recauda por IVA en porcentaje sobre el PIB, por debajo de países como Grecia.

Montoro, que justificó la puesta en marcha de la amnistía fiscal para evitar elevar este impuesto, trató de aplazar al máximo el aumento del IVA. En las hemerotecas abundan las críticas contundentes de altos cargos del Ejecutivo reprobando los efectos de una subida del IVA, una medida que Rajoy calificó de "disparate", de generar más paro y de perjudicar sobre todo a las rentas bajas. La fuerte oposición de Moncloa sugiere que la presión que ha ejercido Bruselas para obligar al Gobierno a elevar el tributo ha sido enorme.

La imagen de Mariano Rajoy en el estrado del Congreso de los Diputados recordó a la de Zapatero en mayo de 2010, cuando contraviniendo sus principios y promesas, congeló las pensiones y rebajó el sueldo a los funcionarios. Rajoy es ya, con diferencia, el presidente que más ha subido los impuestos. Además del IVA, en los siete meses que lleva Rajoy en el Gobierno ha elevado de forma directa o indirecta el IRPF, el impuesto sobre sociedades, los impuestos especiales y el IBI.

Los productos afectados

De los tres tipos de IVA que existen en España, el Gobierno solo dejará en su nivel actual el llamado gravamen superreducido del 4% que se aplica sobre los alimentos frescos (leche, huevos, frutas, verduras o legumbres), libros y periódicos, material escolar, medicamentos o viviendas de protección oficial. El resto subirá. El tipo reducido del 8%, que aumentará hasta el 10%, afectará a bienes y servicios como bares, restaurantes, hoteles, transporte de viajeros, gafas graduadas, lentillas, agua, pañales, peluquerías, alimentos elaborados. Es decir, tomar una cerveza, subir a un avión o abrir el grifo del agua resultará más caro. El incremento de precios dependerá de la capacidad de los empresarios para repercutir al producto final la subida. La vivienda nueva de renta libre tributará en el grupo del 4% hasta diciembre de este año, momento a partir del cual pasará a aplicar el gravamen reducido del 10%.

El aumento del IVA del 18% al 21% encarecerá la ropa, el tabaco, la factura del teléfono y de la electricidad, los cosméticos, los automóviles o los espectáculos deportivos de carácter profesional. Las organizaciones de consumidores calculan que el incremento supondrá un gasto adicional de entre 415 y 600 euros anuales por familia.

Hasta este año, España era el tercer país de la UE con un tipo general de IVA más bajo, solo superado por Chipre y Luxemburgo. Tras el incremento, a esos dos países se unen otros 14: Bulgaria, República Checa, Alemania, Estonia, Francia, Italia, Letonia, Lituania, Malta, Holanda, Austria, Eslovenia, Eslovaquia y Reino Unido. En la zona euro, solo Grecia, Irlanda, Portugal y Finlandia mantendrán un tipo impositivo superior al 21% que regirá en España.