Cómo orientar su inversión

El mejor escaparate para elegir dónde invertir

Los mercados no están exentos de peligro, pero existen amplias y diversas oportunidades para conseguir jugosas rentabilidades

El mercado se ha vuelto extremadamente exigente. La prima ha repuntado por encima de los 500 puntos básicos a pesar de los acuerdos adoptados en la última cumbre y la rebaja de tipos de interés aplicada por el Banco Central Europeo esta semana. Paralelamente, la Bolsa ha interrumpido el rebote que había iniciado a finales de mayo. Ni las decisiones de la UE ni las del BCE han conseguido restaurar la confianza, condición indispensable para tantear una recuperación. "Los mercados son clave; el sentimiento de los inversores es fundamental en un momento de crisis como el actual. Y los recortes de tipos por sí solos, más allá de que estuvieran o no descontados por los precios, no son suficientes para cambiar la aversión al riesgo de los inversores. Falta dinero y decisión de las autoridades, algo que se echó en falta en la reunión del Banco Central Europeo", explica José Luis Martínez, estratega jefe en España de Citi.

Los discursos y decisiones políticas han tomado la delantera a los fundamentales de las compañías que cotizan en Bolsa o de cualquier activo de inversión. Azad Zangana, economista para Europa de Schroders, comenta que "la rebaja de tipos de interés del BCE podría beneficiar marginalmente la economía de la zona euro, pero la falta de medidas de liquidez ha sido decepcionante y podría dejar los mercados de deuda pública y privada más vulnerables con la entrada del verano". El riesgo sigue latente. "Estamos dando pasos hacia la estabilidad, pero esto no ha hecho más que empezar", asegura Víctor Alvargonzález, consejero de Profim.

Los analistas recomiendan ante todo prudencia y precaución. Por delante quedan meses decisivos, con más cumbres y reuniones de líderes europeos donde se intentarán restaurar los pilares del euro y de la Unión Europea. "Seguimos teniendo una posición de cautela en nuestras estrategias", asegura Peter Hensman, estratega global de Newton Investment Management.

JP Morgan asegura que merece la pena asumir riesgo en Europa

Pero ser precavido no está reñido con ser un acertado inversor en este momento. Las oportunidades siguen abiertas en todos los ámbitos, tanto en la Bolsa, como para los fondos o los depósitos. En plena temporada de rebajas, el escaparate del mundo de la inversión es una auténtica ocasión. JP Morgan acaba de mejorar su visión sobre la renta variable europea y ha pasado a sobreponderarla en su cartera "no tanto porque esperamos una solución rápida a la crisis sino porque el mercado parece descontar ya el peor escenario posible, y merece la pena asumir riesgo", comentan.

La volatilidad va a seguir acompañando a los mercados en los próximos meses. La Bolsa permanece en tendencia bajista desde una percepción a medio o largo plazo. "A corto, el Ibex no pinta mal y creo que puede retomar el rebote. Es una oportunidad para entrar", dice Luis Benguerel, responsable de derivados y renta variable en Interbrokers.

En cuanto a los tipos de interés, los expertos consideran que la tendencia es que sigan a la baja. Está por ver el efecto que tendrá el último recorte del precio del dinero del BCE, así como el hecho de que la facilidad de depósito se haya situado al 0%. La previsión es que continúe habiendo depósitos atractivos, descartada eso sí cualquier guerra por la captación de pasivo. Mientras, la renta fija privada está ganando seguidores.

Depósitos. Productos que superan el 4% de rentabilidad

Javier Niederleytner, profesor del IEB opina que la reciente rebaja de tipos de interés por parte del BCE "no revolucionará en especial" la política de captación de pasivo por parte de las entidades financieras. "Los tipos se aplicarán más en función de cómo se desarrollen las subastas del Tesoro, lo que importa es lo que está diciendo el mercado", comenta. Cuando Draghi aplicó un recorte del precio del dinero a su llegada a la presidencia de la institución en diciembre pasado, se encontraban depósitos al 4,5%. Actualmente, los mejores superan el 4%; la mayoría ha de contratarse por internet.

Depósito Bienvenida. Se trata de un producto de Banco Pastor -en plena integración con Popular- que renta un 4,25% a 12 meses. Se puede contratar desde 5.000 euros. La oferta está dirigida en exclusiva para nuevos clientes de la entidad y está vigente hasta el próximo 31 de julio; solo se puede tramitar a través de la oficina online de Banco Pastor (Oficinadirecta). A seis meses, la TAE es del 4%.

Depósito BES. El producto de Banco Espírito Santo tiene como objetivo la captación de nuevos clientes a través de internet. El plazo a un año ofrece un tipo de interés del 4,04%. Se debe desembolsar un mínimo de 25.000 euros y no está vinculado a otros productos. La gama de depósitos BES abarca diferentes plazos; el tipo aplicado a 16 meses es del 3,11% y a 36 meses, del 3,91%.

Depósito Rentabilidad II. Citibank comercializa un depósito a seis meses que renta el 4% a los clientes antiguos y un 3,75% a los nuevos en el mismo periodo. El importe mínimo para contratarlo es de 30.000 euros. La entidad tiene otra opción a tres meses al 3% TAE, pero solo para nuevos ingresos.

Depósito Top. A través de la web del Banco Popular (Bancopopular-e) se puede adquirir este producto que ofrece una rentabilidad del 3,75% a seis meses. El mínimo son 3.000 euros y el máximo 100.000 euros.

Depósito Naranja. La comercialización de este producto de ING acaba el 31 de julio para nuevos clientes. La TAE es del 3,60% a seis meses. No tiene penalizaciones ni comisiones, y no hay límite en aportaciones.

Depósito Azul. Con este producto disponible en iBanesto se consigue una rentabilidad del 3,40% hasta el próximo 1 de diciembre de este año. No se pagan comisiones.

Depósito Mediterráneo. Es de la CAM, ahora en manos de Banco Sabadell, y renta el 2,50% a 11 meses. Se adquiere a través de internet con un mínimo de 3.000 euros.

Bolsa. Empresas con negocios sólidos y muy penalizadas

Las valoraciones de las compañías que cotizan en la Bolsa son muy atractivas. La mayoría de los expertos cree que ya se ha han visto los mínimos del año (6.065 puntos) y que las opciones se inclinan más hacia una recuperación o consolidación de niveles del Ibex que a un descalabro mayor. La rebaja de tipos da cierto alivio además a otro ámbito de empresas, más endeudadas o con dificultades de financiación.

FCC. Es uno de los valores del sector de la construcción más castigado a lo largo del año, y paradójicamente uno de los más recomendados. Se ha depreciado cerca del 50% en 2012, en parte penalizado por las posiciones cortas, que suponen el 3% de su capital.

Abertis. Desde Selfbank la señalan como una de las empresas que puede sacar provecho del recorte de tipos de interés. La operadora de infraestructuras contaba con una deuda neta al cierre del primer trimestre de 12.481 millones de euros.

Telefónica. Es una apuesta firme del mercado por la excesiva penalización que ha sufrido. A pesar de contar con una fuerte exposición internacional, la teleco ha bajado el 40% en los últimos tres años.

Repsol. La petrolera también es una de las promesas fuertes por el castigo sufrido, que no se corresponde con las perspectivas de su negocio. Acaba de presentar un plan estratégico para los próximos cuatro años en el que espera multiplicar por 1,9 veces su ebitda.

ArcelorMittal. Es uno de los valores para comprar y guardarlo en cartera a medio y largo plazo. Está ligado al ciclo económico y deberá adelantar en meses la recuperación económica. Citi comenta que "esta compañía sufrirá a corto por la volatilidad, pero que tiene valor a largo plazo".

Técnicas Reunidas. Su cartera de proyectos crece y el repunte del precio del petróleo hasta rozar los 100 dólares deberían ser un revulsivo para la compañía. En 2011 perdió el 40%, siendo unas de las que tenía mejores pronósticos, y este año aún no ha recuperado ni la mitad.

Amadeus. Inverseguros comenta que Amadeus "se ha centrado en solventar las debilidades de su estructura financiera y operativa con éxito. Otro de los puntos que juega a su favor es la recuperación del tráfico aéreo y la posibilidad de que se mantenga en los mismos términos en los próximos meses.

Santander/BBVA. El sector bancario todavía genera gran recelo entre los inversores. Los analistas aconsejan esperar a conocer las necesidades reales de capital así como los detalles del plan de rescate. No obstante, Santander y BBVA están consiguiendo poco a poco recuperar el interés del mercado. El potencial de subida a 12 meses supera el 20% en ambos casos.

Fondos. Una amplia gama para ganar con riesgo comedido

En los fondos de inversión los inversores encuentra una amplia gama de fórmulas para invertir: Bolsa, divisas, deuda, oro... y un gran abanico para depositar sus ahorros. Sin embargo, Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim es partidario de "mantener la recomendación de no entrar en productos con alto riesgo". "Las cosas van por buen camino, pero el proceso es muy lento y en cualquier momento puede descarrilar", apunta el experto. Las mejores opciones para invertir en este momento abarcan tanto renta variable como fija.

Fondos de Bolsa americana. Las perspectivas económicas en Estados Unidos son mejores que en Europa. Los mercados esperan, además, que la Reserva Federal anuncie un nuevo programa de estímulo para el crecimiento. JP Morgan considera que "aunque el mercado ha repuntado sustancialmente, muchos sectores continúan cotizando a múltiplos de beneficios muy inferiores con respecto a sus medias a largo plazo". "Las valoraciones de la renta variable son aún más atractivas cuando se comparan con los bonos", dice el banco.

Los fondos de Bolsa americana suben por encima del 10% en 2012, según datos recogidos por MorningStar.

Fondos de retorno absoluto. Víctor Alvargonzález comenta que se trata de "productos que funcionan bien en aguas turbulentas". "Dan tranquilidad y son muy flexibles", explica el experto.

Normalmente, los fondos de retorno absoluto invierten en deuda pública, y a veces en privada. Algunos de estos productos acumulan rentabilidades sobre el 4% en el año.

Fondos de renta fija privada. Gran parte de las empresas europeas han hecho un enorme esfuerzo por reducir deuda, pero tienen que pagar unos tipos elevados para financiarse en el mercado, aunque sean solventes. "Hay bonos corporativos españoles de alta calidad que están ofreciendo rentabilidades por encima del 5%, y en un entorno de bajadas de tipos esto va a seguir siendo así", segura Alvargonzález. En bonos corporativos se puede invertir de forma directa o a través de fondos, aunque estos registran mayor volatilidad.

Fondos de volatilidad. Los mercados han entrado en una fase de grandes oscilaciones, y cuando el sentimiento varía de forma tan brusca es posible sacar provecho. Hay algunos fondos que ya acumulan rentabilidades entre el 3% y 4% en el año, y eso que los primeros meses han sido menos volátiles. Estos fondos se benefician tanto si el mercado sube como si baja.