Crisis económica

El FMI rebajará sus previsiones sobre el crecimiento mundial

Lagarde advierte de que la 'eurocrisis' frena a EE UU y a los emergentes

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisará a la baja sus previsiones sobre el crecimiento mundial en un informe que publicará este mes. La crisis en la eurozona frena a Estados Unidos y a los países emergentes. La directora gerente de la institución, Christine Lagarde, hizo el viernes estas advertencias en una reunión con el Banco Mundial en Tokio. "No es que vaya a haber una variación enorme", explicó Lagarde; "pero sí un cambio negativo. Será peor que las previsiones publicadas hace tres meses que estimaban un crecimiento mundial para 2012 del 3,5%".

La directora del FMI adelantó que los "indicadores, ya sean de inversión, empleo, crecimiento y manufactura, se han ralentizado en algunos sitios y empeorado en muchos otros". El parón supera la crisis de la eurozona: también han frenado su crecimiento EE UU y los emergentes, "en los que se habían depositado esperanzas", como China, Brasil e India.

Sin adelantar más detalles sobre el informe, que se publicará el 16 de julio, Lagarde aplaudió las medidas tomadas en la cumbre europea de la semana pasada, ya que van "en la dirección correcta". En la reunión, los líderes de la Unión Europea acordaron suavizar las reglas de rescate, sentar las bases de una unión bancaria y romper el vínculo entre deuda soberana y la deuda bancaria a través del saneamiento directo de las entidades financieras. Para que la estrategia funcione, según la directora del FMI, Europa "tiene" que aplicar las medidas de forma "rigurosa y firme" y avanzar hacia una unión fiscal. "Pero esta crisis es global", añadió Lagarde. "Se mueve rápido y llama a todas las puertas. También Estados Unidos tiene que hacer más", añadió.

Lagarde, que se reunió con el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, aseguró que el país nipón sufre dos "problemas potenciales" que amenazarán a la tercera economía mundial si empeora la crisis europea: la moneda nipona, "moderadamente sobrevalorada", con lo que sufren las exportaciones, y la caída de las ventas a Europa.

De la crítica a los aplausos a Europa

El discurso del FMI sobre la Unión Europea ha pasado en dos semanas de las críticas a los elogios. Su directora gerente, la francesa Christine Lagarde, presentó el 21 de junio una batería de propuestas a largo y a corto plazo que, en la práctica, suponía una enmienda a la totalidad de la política anticrisis europea, que hasta ahora ha dirigido Alemania con una línea de austeridad y recortes.

Si en aquella ocasión el FMI criticaba, entre otros puntos, que Alemania impidiera la recapitalización (saneamiento) de la banca "sin pasar por los Gobiernos", lo que rompería el círculo vicioso entre deuda soberana y bancaria, Lagarde suavizó su discurso para aplaudir que la UE por fin está dando pasos para superar la crisis, como rebajar los tipos de interés y avanzar hacia una unión bancaria.