La city

Draghi bromea con el líbor

El escándalo que sacude a la City londinense sobre la manipulación del líbor, y que ha costado la cabeza de la cúpula de Barclays, también mereció ayer los comentarios de Mario Draghi, el presidente del BCE. La fijación del euríbor, la referencia que se usa en la zona euro para los préstamos, también es objeto de vigilancia por parte de la Comisión Europea, pese a que se elabora de forma algo más fiable que la referencia británica. Pero Draghi pasó por alto cualquier sospecha sobre el euríbor y afirmó con una sonrisa que "el BCE lo habría hecho mejor" que las autoridades británicas, al tiempo que atribuyó el problema a una falta de la debida regulación. Todo un escándalo del que tomar nota ahora que el BCE deberá asumir las riendas de la unificación del sistema bancario europeo.