Acusan de retrasar la venta de Lipitor

Cinco grandes cadenas de farmacias demandan a Pfizer y Ranbaxy por Lipitor

Un grupo de cinco grandes cadenas de farmacias presentaron una demanda en Nueva Jersey contra la farmacéutica estadounidense Pfizer y los laboratorios indios Ranbaxy, a quienes acusan de haber retrasado la venta de la versión genérica de Lipitor, el popular medicamento contra el colesterol.

Un grupo de cinco grandes cadenas de farmacias han presentado una demanda en Nueva Jersey contra la farmacéutica estadounidense Pfizer y los laboratorios indios Ranbaxy, a quienes acusan de haber retrasado la venta de la versión genérica de Lipitor, el popular medicamento contra el colesterol.

Los demandantes son las cadenas Walgreen, Kroger, Safeway, SuperValu y HEB Grocery, que acusan a Pfizer y Ranbaxy de "orquestar un esquema anticompetencia" para que el genérico no se pusiera a la venta hasta noviembre de 2011, según se puede ver hoy en los registros electrónicos del sistema judicial estadounidense.

Según aseguran esas firmas en la demanda, Pfizer y Ranbaxy conspiraron para "mantener el poder del monopolio y retrasar la versión genérica del superventas Lipitor" hasta veinte meses después de que cumpliera su patente.

Los demandantes piden que se les compense con una suma que sea "tres veces mayor a los daños causados" y que debe determinar un jurado.

"Debido al plan de los acusados para retrasar y eliminar totalmente o en parte la competencia sobre el Lipitor genérico, los demandantes hemos pagado cientos de millones de dólares más", subraya la demanda, en la que acusan a las farmacéuticas de llevar a cabo uso "ilegal" de las patentes.

Pfizer negó este viernes en un comunicado las acusaciones y defendió que su uso de las patentes fue siempre "adecuado y ajustado a la ley".

Las ventas de Lipitor, considerado uno de los medicamentos más vendidos del mundo, ascendieron en 2011 a los 9.600 millones de dólares, mientras que en el primer trimestre de este año se redujeron en un 42% respecto al mismo trimestre del año anterior, hasta los 1.400 millones, debido a pérdida de exclusividad en EEUU.

Las acciones de Pfizer, farmacéutica con sede en Nueva York y uno de los treinta valores que integran el índice Dow Jones de Industriales en Wall Street, bajaban el 0,88% un par de horas antes del cierre de la sesión, hasta los 22,47 dólares por título, mientras que acumulan un avance del 3,79% en lo que va de año.