Después de ser imputado por la Audiencia Nacional

Francisco Verdú renuncia a su cargo como consejero delegado de Bankia

Primera reacción de impacto a la imputación de 33 ex altos cargos de Bankia: el numero dos de la entidad presenta su dimisión. Francisco Verdú era el único miembro del antiguo consejo del banco que había permanecido en la cúpula directiva.

Francisco Verdu, Consejero delegado de Bankia
Francisco Verdu, Consejero delegado de Bankia

Apenas unas horas después de que la Audiencia Nacional haya anunciado que admite a trámite la querella presentada por UPyD contra Bankia y haya citado al expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, y a otros 32 exconsejeros del grupo y su matriz, BFA, ha llegado la primera consecuencia para el organigrama del banco. El actual consejero delegado de la entidad, Francisco Verdú, ha renunciado a su cargo. Así lo ha comunicado la propia entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El número dos de Bankia ha adoptado esta decisión después de saber que está dentro de la lista de imputados, acusados de presunta estafa, apropiación indebida, administración desleal, falsificación de cuentas y maquinación para alterar el precio de las cosas.

Verdú era el único de los 33 directivos imputados que mantenía un puesto de responsabilidad en Bankia. Después de que el banco anunciara la necesidad de recursos públicos y el Gobierno apareciera como garante de su superviviencia, Bankia emprendió un relevo en la cúpula y Rodrigo Rato dimitió como presidente, en favor de José Ignacio Goirigolzarri. Este cambio en la cadena de mando culminó con la entrada del Estado en el capital de la matriz BFA.

Fuentes financieras citadas por la Agencia Efe destacan el hecho de que "en un país donde los imputados no suelen dimitir, él lo haya hecho para no dañar a la entidad". Además, subrayan que Verdú "ni ideó ni preparó la fusión de Bankia y que, sin embargo, sí fue el responsable de pilotar la reestructuración que ha hecho de forma satisfactoria".

Asimismo, según las mismas fuentes, el hasta ahora número dos de Bankia ha renunciado a cualquier tipo de indemnización.

Verdú se había incorporado oficialmente al banco el 16 de junio del pasado año, la víspera de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aprobara el folleto de salida a Bolsa de la entidad, que aterrizó en el parqué el 20 de julio de 2011.