Aunque lo exijan los mercados

El 'número dos' de Finanzas alemán rechaza basar la salida de la crisis en los eurobonos

El 'número dos' del Ministerio alemán de Finanzas, Steffen Kampeter, ha rechazado tajantemente basar la estrategia de salida de la crisis en Europa en la "comunitarización de la deuda europea" a través de los denominados eurobonos por mucho que así lo exijan los mercados.

En los cursos del Campus FAES de Navacerrada (Madrid), Kampeter ha advertido de que la 'eurozona' no tiene por qué convertirse "en brazo ejecutor de los mercados" y ha recomendado "escuchar con espíritu crítico" a los capitalistas anglosajones que aconsejan comunitarizar la deuda europea pues, en su opinión, se trata tan solo de un "debate propugnado por el mercado de capitales que pretende desviar la atención" sobre lo que en realidad tiene que hacer la UE.

Horas antes en el mismo curso, el jefe de la diplomacia española, José Manuel García-Margallo, había defendido la creación de un Fondo Monetario Europeo que emita en un primer momento obligaciones conjuntas mancomunadas, que deberían convertirse en una fase posterior en bonos realmente solidarios. Para el ministro español, ésta es una de las señales que Europa debe enviar a los inversores para que dejen de dudar de la voluntad de los países del 'euro' de seguir juntos.

"Hay que tener cuidado de no caer en manos de estos malos amigos", ha insistido Kampeter, al tiempo que ha subrayado la necesidad de ser "conscientes" de que "Europa es más" que un proyecto económico, a pesar del concepto que tienen los mercados de la Unión. "Ante todo -ha destacado- Europa es un proyecto de paz, porque gracias a la UE el continente está viviendo el periodo más prolongado de paz entre las naciones".

En su opinión, lo que hoy le está "pasando factura" a la UE es la "falta de apuesta" por la estabilidad presupuestaria desde los años que Alemania y Francia incumplieron el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Frente a la opinión de aquellos que sostienen que Alemania debería tirar del carro en la salida de esta crisis, ha advertido de que una Europa unida precisa de "27 caballos" y ha querido dejar claro que en la UE cada país es "responsable de que haya competitividad en su propio ámbito, de tener un presupuesto equilibrado y de que sus bancos no supongan un riesgo para la integración europea".

Kampeter ha admitido que le "sorprendió" ver cómo los acuerdos de la última reunión de líderes europeos en Bruselas recibieran una "valoración tan distinta" en los países miembros.

"En las cumbres europeas solo se gana o se pierde conjuntamente", ha advertido, en alusión a la interpretación generalizada de que en la última cumbre España e Italia consiguieron hacer ceder a Alemania en la recapitalización directa de la banca española y la flexibilización de las normas del fondo de rescate europeo a la hora de intervenir en los mercados para aliviar la presión sobre la deuda.

En la presentación del ponente, el presidente de la Fundación Konrad Adenauer en Madrid -vinculada a la CDU de Angela Merkel- , Thomas Bernd Stehling, ha incidido en el mismo punto al subrayar que "sirve de poco que por cosechar unos frutos nacionales a corto plazo se ponga en riesgo el ideal de una Europa unida".

Bernd Stehling ha recordado que aún no se ha puesto en marcha la unión bancaria con el establecimiento de un supervisor único, que es la "condición" para que se materialice el acuerdo alcanzado en la última cumbre, según el cual la ayuda financiera que recibirá España para recapitalizar su banca dejará de computar como deuda en el momento en que se concrete la unión bancaria.

El secretario de Estado de Finanzas alemán ha subrayado en su intervención que "un verdadero patriota en nuestros tiempos tiene que ser un buen europeo", pues cada vez más las decisiones nacionales se toman en los foros internacionales.

"Tenemos que explicar a nuestras poblaciones que hay problemas que solo se pueden resolver con ayuda de los demás, y que esto no es ceder soberanía, sino la única manera de hacer política realista en nuestros tiempos", ha señalado.

En el mismo debate también ha participado el portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, José María Beneyto, que ha calificado de "fundamental" la alianza de España y Alemania en la UE, aunque difieran en algunos aspectos relacionados con la salida de la crisis.