Los hogares se ven obligados a consumir parte de su riqueza

La subida del IRPF impide a las familias ahorrar...

Con cada vez menos crédito circulando, los hogares españoles siguen tirando de su riqueza para llegar a final de mes y, por primera vez y justo después de una subida de impuestos, las familias han sido incapaces de ahorrar. No había ocurrido desde al menos 2000, año en el que el Instituto Nacional de Estadística inició el registro.

Otra vez el círculo vicioso: una tasa de paro del 24,44%, más miedo, menos recaudación, sueldos cada vez más bajos, el objetivo de déficit inalcanzable... Y las familias, justo después de que les suban los impuestos, se ven obligadas a consumir sus ahorros y riqueza para llegar a final de mes. Por primera vez desde al menos 2000 y en el primer trimestre de este año, la tasa de ahorro de los hogares fue negativa y se situó en el -0,6% de su renta disponible (que incluye todos los ingresos procedentes del trabajo, las rentas de capital -como alquileres-, prestaciones sociales y transferencias). La renta disminuyó un 1,3% respecto al mismo periodo del año anterior hasta los 165.838 millones de euros y las economías domésticas sufrieron un desfase de 911 millones que solo se pudieron financiar con ahorros o crédito, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El consumo familiar creció un 2,1% y sumó 166.491 millones de euros.

Si se toman en cuenta los registros de los últimos 12 meses, en vez de los trimestrales, la tasa de ahorro de las familias resiste y se mantiene en un 10,8% -a finales de 2009, ya en recesión, alcanzaba el 24%-. José Carlos Díez, economista jefe de la sociedad de valores Intermoney y bloguero de CincoDías, cree que esta diferencia delata la "causa" de que los españoles hayan sido incapaces de ahorrar por primera vez desde 2000: la subida del IRPF con la que se estrenó en enero el Gobierno de Mariano Rajoy para aumentar la recaudación y tratar de cumplir los objetivos de déficit y que el INE estima en un 5,8% de media. "Las familias tienen que ahorrar para reducir deuda, pero si les subes los impuestos, el ahorro cae", explica en una conversación telefónica Díez. "El primer golpe de un incremento de tributos se refleja siempre igual: se mantiene el consumo y baja el ahorro. En el segundo trimestre, ocurrirá lo contrario: bajará el consumo y subirá el ahorro".

José Luis Martínez Campuzano, estratega de la entidad financiera Citi, añade que los datos "reflejan" la crisis de España. En un país con 5,6 millones de parados, con cerca de dos millones de familias con todos sus miembros desempleados y con hogares que han agotado las prestaciones públicas, los españoles "tiran de su riqueza y ahorros para mantener el nivel de gasto", pese a que la carga tributaria ha aumentado. "La percepción de lo que vemos en la calle no refleja la situación real. Igual tomamos una cerveza, sí, pero ya no cambiamos la lavadora. Veo posible que estos datos sean un aviso de que el consumo está a punto de disminuir".

La deuda financiera de los hogares (lo que deben a los bancos) se situó en mayo en 854.616 millones de euros, un 3,4% menos con respecto a los 884.889 millones del ejercicio anterior. La deuda de las familias suma seis meses de caída, según los datos publicados ayer por el Banco de España, y alcanza su mínimo desde el estallido de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, prólogo de lo que de momento han sido cinco años convulsos para la economía mundial. El crédito para la adquisición de vivienda alcanza los 656.818 millones de euros, un 2,6% menos que hace un año. Las hipotecas suponen tres cuartas partes de la deuda financiera de los hogares.

... Y el Gobierno anuncia otro plan de ajuste presupuestario "muy severo"

El Gobierno presentará "en los próximos días" un "paquete de restricciones presupuestarias muy severo", según anunció ayer desde Berlín el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo.

El jefe de la diplomacia española se reunió con su colega alemán, Guido Westerwelle, y también con el titular de Economía, Philipp Rösler, y los líderes de los grupos parlamentarios de los democristianos de la CDU, Volker Kauder, y de los socialdemócratas del SPD, Frank-Walter Steinmeier. A todos ellos, el ministro les garantizó que el Gobierno ya ha emprendido, y lo seguirá haciendo, esfuerzos muy importantes de austeridad, si bien dejó claro que "la austeridad, por sí sola, no resolverá el problema de la crisis", señaló el ministro español en rueda de prensa.

También, subrayó que "a corto plazo hay que resolver el problema de la financiación de algunos países como España, que están cumpliendo con sus deberes", para lo que se necesita "la ayuda de las instituciones comunitarias".

"Les he explicado -continuó- todas las medidas tomadas por este Gobierno en solo seis meses, que ya han dado sus frutos". Entre otros elementos, subrayó que España ha recuperado "la mitad de la competitividad perdida desde 2007" y ha reducido "el déficit de las comunidades".

"Hemos hecho los deberes y los vamos a hacer más intensamente, pero para eso necesitamos resolver el problema de la financiación", insistió.

Preguntado por los acuerdos alcanzados en el último Consejo Europeo, donde los líderes acordaron la recapitalización directa de la banca española a cargo del fondo de rescate de la UE y flexibilizar las reglas de este fondo para que pueda comprar deuda soberana sin que el país beneficiario deba someterse a un plan de ajuste adicional, el ministro reconoció que quedan algunos "cabos sueltos" que cerrar.

Preguntado por un supuesto abandono de Alemania para apoyarse en Italia y Francia, el ministro replicó que "España tiene intereses permanentes", que son los que él defiende, y una "posición propia en todos y cada uno de los asuntos".

Cinco Días