Rajoy procurará que el 75% de afectados recupere su dinero

El PP busca un gran pacto para cerrar la crisis de las preferentes

El Partido Popular quiere cerrar un pacto con los principales grupos de la oposición para dar una solución a los tenedores de preferentes. Ayer, Mariano Rajoy se comprometió a que otro 15% de afectados pueda recuperar su dinero.

Los problemas suscitados por la comercialización de participaciones preferentes entre clientes minoristas van camino de convertirse en un asunto de Estado. Las decenas de miles de afectados están cada día más organizados, tienen más voz, y presionan más a los políticos.

El PP se ha acercado a los grupos de la oposición para buscar un gran pacto que permita ofrecer una salida a los pequeños ahorradores a los que las entidades les vendieron un producto ilíquido que se ha depreciado con fuerza en los últimos años.

Fuentes parlamentarias presentes en la comisión de Economía del Congreso, han confirmado a CincoDías que estaba prevista para los próximos días la celebración de un encuentro informal con los portavoces de cada grupo para tratar el tema.

El portavoz del PSOE en esta comisión, Valeriano Gómez, reconocía ayer que están acercando posiciones con el PP en esta materia, y que tenía previsto encontrarse hoy con el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, preguntado ayer por la crisis de las preferentes durante la sesión de control, explicó que "es plenamente consciente de la magnitud del problema y también del incorrecto proceder de las entidades financieras".

Rajoy ha explicado que el saldo vivo de las preferentes de pequeños inversores ha caído en la actualidad hasta el 60% del porcentaje inicial, como consecuencia de las operaciones de canje o conversión de las participaciones preferentes en otros productos mucho más líquidos y menos complejos. El presidente se comprometió a que otro 15% de afectados tendrá una próxima solución. Entre las medidas que se han ido adoptando, Rajoy citó el canje de preferentes por depósitos.

El presidente español también se comprometió a elevar la transparencia de estos productos y controlar su comercialización para garantizar que no se vuelva a repetir este problema, que ha afectado a un millón de familias, de las que muchas siguen "atrapadas".

Bruselas veta arreglos para las cajas nacionalizadas

Las cajas participadas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) -Catalunya Caixa, Novagalicia y desde ayer Bankia-, han propuesto a Bruselas varias soluciones para intentar compensar a los tenedores de participaciones preferentes, pero la Comisión de Competencia, dirigida por Joaquín Almunia, las ha vetado al entender que podrían incurrir las normas comunitarias sobre ayudas de Estado. Para la Comisión, es importante que las cajas que reciban dinero público no tengan un comportamiento comercial que distorsione la competencia. El portavoz del PP en la Comisión de Economía del Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, ha sido muy crítico con la negativa de Almunia a aceptar las soluciones propuestas y con su sugerencia de que sea el Estado quien compense a los afectados.