Tecnología

Thales coordina desde Euskadi su plan exterior

La delegación norte de la compañía de soluciones tecnológicas trabaja con metros de Europa y Latinoamérica.

Thales España, del sector de soluciones tecnológicas para defensa, aeronáutica, seguridad, transporte y espacio, tiene en la delegación norte uno de sus puntales para los proyectos internacionales. En sus instalaciones de Bilbao trabajan 40 personas y esa red se completa con las oficinas de Euba (también en Vizcaya) y Maliaño (Cantabria).

El puesto de mando de Metro Bilbao funciona desde el arranque de la red ferroviaria, en 1995, con tecnología de Thales. Es un elemento clave para su funcionamiento, ya que ordena el tráfico de los trenes y controla la energía y la seguridad de las dos líneas de transporte. Según los especialistas del sector, "es uno de los más modernos del mundo y con el nivel de integración más alto". Dentro de la estructura de Thales, Bilbao es su "centro de competencia Scada Soft (control de supervisión y adquisición de datos)", señalan en la empresa. En base a su experiencia, el centro vasco tiene mucha presencia en los proyectos internacionales del grupo, principalmente con metros de Europa y Latinoamérica.

La delegación norte ha trabajado para los metropolitanos de Londres, París, Bergen (Noruega), Ciudad de México, Santiago de Chile, Caracas (Venezuela) y Santo Domingo (República Dominicana). Los técnicos de Bilbao también han colaborado con los metros de El Cairo (Egipto) y con el de Alicante. Fuera del país, la delegación norte cuenta entre sus clientes con MTR (Hong Kong), Smrt (Singapur) y Ratp (París), entre otros. De las corporaciones locales con las que trabaja destacan HC Energía, Iberdrola, Renfe y Aceralia.

THALES 94,26 -0,05%

En Euskadi, Thales España también está presente con sistemas de señalización (enclavamiento) y equipos de mando y supervisión de tren (Euroloop) en toda la red de Euskal Trenbide Sarea, el Adif vasco. Las oficinas en Euskadi del grupo se encargan asimismo de los sistemas que utilizan los billetes magnéticos como Creditrans (un bono que vale para casi todos los transportes públicos de la comunidad autónoma), así como las tarjetas sin contacto Barik (de uso en Vizcaya) y LurraldeBus (para Guipúzcoa).

En el ámbito de la energía, la delegación norte de Thales también se dedica a la instalación y mantenimiento de fibra óptica para corporaciones como Iberdrola y Eon o para Red Eléctrica. El software del grupo se utiliza en el primer centro de control de vehículos eléctricos de España, ubicado en el recinto ferial BEC en Baracaldo (Vizcaya) y desde el que se gestiona la red de recarga de baterías de esas unidades.

Thales España, con una plantilla de 1.500 trabajadores, facturó 339 millones el año pasado. El 17% de las ventas procedió de los mercados exteriores. Con oficinas en las principales ciudades del país, el grupo cuenta con un centro en Turquía. Para 2012, Thales prevé aumentar su ratio de exportaciones hasta el 30%. El país otomano aporta el 42% de las operaciones de fuera de la península Ibérica, Alemania suma otro 13%, al igual que Argelia.

Fuera de Europa y en el área del transporte terrestre, en Malasia participa en un centro de control de tráfico ferroviario y en México, en la línea del metro Cuatitlán-Buenavista. En el sector del espacio ha participado en 180 programas y en proyectos relacionados con 340 satélites.