Declaraciones de Elvira Rodríguez, presidenta de la Comisión de Economía del Congreso

El PP cree que hay que recortar empleo público además de reducir sueldos

La reforma de la Administración Pública que prepara el Gobierno, que estaría preparada para los presupuestos de 2013, incluirá "inevitablemente" un recorte de empleo público, según ha afirmado la diputada del PP Elvira Rodríguez.

La presidenta de la Comisión de Economía y Competitividad en el Congreso y diputada del PP, Elvira Rodríguez, ha afirmado hoy que la reforma de la Administración Pública que prepara el Gobierno "conllevará inevitablemente una pérdida de empleo público".

En una entrevista en la cadena Cope, Rodríguez ha explicado que "hay que reducir salarios" en la función pública, "pero no se pueden seguir reduciendo hasta que todos cobren un 10%, y sigan quitando recursos del sector privado". Así, la diputada popular ha afirmado que "si se reestructura la administración, a la fuerza eso supone supresión de empleos públicos".

Rodríguez ha matizado que esa pérdida de empleos no tiene que afectar necesariamente a funcionarios. "Se trata de reducir lo que está en la periferia, los hijos e hijuelas crecidos como setas al amparo de la burbuja inmobiliaria. Son trabajadores de empresas públicas, no funcionarios, pero sí empleados públicos".

Según ha explicado, la reestructuración es un puzle complicado, pero no puede basarse "simplemente en que se viaje en turista y no en business, que también; sino que conllevará inevitablemente pérdida de empleo público". Según ha afirmado, "con el sistema competencial que tenemos una reforma global lleva un poquito de tiempo, pero el Gobierno está trabajando para que tenga efecto con los presupuestos de 2013" que se presentarán en septiembre.

Salto cualitativo

Las declaraciones de Rodríguez suponen un salto cualitativo sobre el discurso oficial del Gobierno respecto a la gestión de la función pública. Ayer, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, afirmó que el Ejecutivo está "estudiando" la recomendación de Bruselas de rebajar el sueldo a los funcionarios, según recogieron varias agencias, si bien posteriormente el Ministerio de Economía negó que lo hubiera dicho.

Pero la presidenta de la Comisión de Economía del Congreso ha dado hoy por hecha esa rebaja, al afirmar que los sueldos públicos "tendrán que reducirse". Y, más aún, ha abierto la puerta a un fuerte recorte laboral en las empresas públicas.