Las necesidades del sistema financiero cabrán holgadamente dentro del límite de los 100.000 millones

El Eurogrupo recuerda que el Estado responderá por el rescate de la banca

Los ministros de Finanzas de la zona euro han establecido que la ayuda para la banca en España proceda, en principio, de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (FEEF) y calculan que la cantidad estará por debajo de los 100.000 millones de euros establecidos como máximo. Asimismo, insiten en que será el Estado el que reciba la asistencia, y no la banca directamente.

La solicitud española de rescate ha recibido oficialmente el visto bueno del Eurogrupo, reunido en teleconferencia para analizar la petición del Gobierno de Mariano Rajoy. "Los ministros saludan la evaluación proporcionada por la Comisión Europea, en colaboración con el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria Europea y el Fondo Monetario Internacional de que las condiciones necesarias para el acceso a asistencia financiera del Facilidad Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) se cumplen", ha explicado el presidente Jean-Claude Juncker, después de la videoconferencia celebrada en vísperas de la decisiva cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que comienza mañana en Bruselas.

Asimismo, los dirigentes europeos han determinado que la asistencia financiera a España para la recapitalización de la banca está "justificada" para proteger la estabilidad en el área euro y han establecido que los fondos sean aportados por el FEEF hasta que el MEDE esté disponible. Una vez que el MEDE esté operativo, asumirá los pagos.

El hecho de que sea éste, y no el MEDE -que previsiblemente estará en marcha a partir de julio-, el que asista en primera instancia a la banca española, podría entrañar diferencias. La principal es que el MEDE tiene un estatuto de acreedor preferente, que puede desanimar a los inversores en deuda pública española. Con todo, este punto sobre la preferencia o no, no queda concretado en el comunicado del Eurogrupo.

MÁS INFORMACIÓN

Además, los ministros recuerdan que las auditorías externas realizadas recientemente cifran las necesidades de capital para la banca española entre los 51.000 y los 62.000 millones de euros. Este diágnóstico lleva al Eurogrupo a apuntar que la asistencia total estará por debajo de los 100.000 millones asignados como máximo. A falta de la evaluación que hará el Ejecutivo comunitario, y añadiéndole "un margen de seguridad adicional", "las necesidades de capital se mantendrán dentro del montante definido por el Eurogrupo de hasta 100.000 millones en total".

Por otra parte, los ministros del euro han reiterado que España será "plenamente responsable" del rescate a la banca, descartando así una ayuda directa a las entidades financieras, tal y como había pedido el jefe del Ejecutivo español. "El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), actuando como agente del Gobierno español, recibirá los fondos y los canalizará a las entidades afectadas", dice el comunicado del Eurogrupo. E insiste: "El Gobierno español será plenamente responsable y firmará el memorándum de entendimiento y el acuerdo sobre la facilidad de asistencia financiera".

La Comisión Europea -en contacto con el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria y el FMI- elaborará la propuesta de condiciones para el sector financiero a cambio del rescate. "Estas incluirán reformas concretas para el sector financiero, incluyendo planes de reestructuración en línea con las reglas de la UE sobre ayudas públicas y reformas estructurales horizontales del sector financiero nacional", ha asegurado el Eurgrupo.

Asimismo, una vez que haya un acuerdo con el Gobierno español, la asistencia deberá ser aprobada por el Eurogrupo, con las ratificaciones parlamentarias nacionales precisas. Los países de la eurozona aseguran que "revisarán de forma estrecha y regular" la evolución del ajuste fiscal y las reformas estructurales españolas "en paralelo con la asistencia financiera". "España pedirá asistencia técnica al FMI, que apoyará la aplicación y el control de la asistencia financiera con informes regulares", remarcan.

Chipre, también en el foco de atención

España no ha sido el único protagonista de la teleconferencia del Eurogrupo. La solicitud de ayuda para recapitalizar la banca chipriota era el otro punto del orden de día. Respecto a ella, los socios de la eurozona han aceptado la petición, aunque no han precisado la cantidad que recibirá. Es previsible que ésta sea determinada la próxima semana, durante una visita de expertos con objeto de analizar el sector financiero de Chipre.