Conflicto laboral

Telefónica reorganizará su plantilla en España tras el periodo de adhesiones al ERE

Telefónica ha comunicado a sus sindicatos que una vez concluya el plazo de adscripciones al ERE actualmente abierto presentará un plan de reorganización de la plantilla. El periodo de solicitudes para dejar la empresa a lo largo de 2013, concluye el próximo 15 de julio.

El ERE, acordado por la empresa y los sindicatos bajo los principios de voluntariedad y universalidad, va a suponer la salida de 6.500 empleados entre 2011 y 2013. Hasta ahora, 4.401 trabajadores han dejado la compañía o se han adherido al plan para hacerlo. De esta forma, quedarían 2.099 empleados para alcanzar el número máximo de 6.500 bajas autorizadas por el Ministerio de Trabajo. Telefónica no ha comunicado cuántas personas se han apuntado al ERE para este último plazo, si bien, fuentes sindicales apuntan que la adhesión está por encima de anteriores ERE en la compañía, en los que el porcentaje final rondaba el 80%.

De cara a la nueva organización, fuentes sindicales señalan que es un proceso complejo y por eso se adelantó a junio y julio de 2012 el periodo de adhesiones de 2013. "Había que saber cuáles serían las necesidades de la plantilla una vez concluido el proceso", indican. Además, explican que el objetivo de la reorganización es garantizar la viabilidad de las actividades en las distintas provincias tras el cierre del ERE.

TELEFÓNICA 8,53 -0,41%

Otras fuentes conocedoras del proceso afirman que la intención de Telefónica con la reorganización de la plantilla en España es seguir potenciando las áreas comerciales y de atención al cliente, uno de los pilares de la estrategia puesta en marcha por el presidente, Luis Miguel Gilpérez. Por ejemplo, en este sentido, la empresa ha puesto en marcha recientemente un nuevo Proyecto de Atención Comercial para mejorar la atención al usuario, que incluye la creación de una Escuela de Atención Comercial para empleados de distintas categorías de la propia operadora que quieran incorporarse a esta actividad.

Además, Telefónica anunció hace pocos días la creación de un call center en Canarias para atender a sus clientes en el archipiélago con el que busca crear unos 1.000 empleos, 400 este año y 600 a lo largo de 2013. Gilpérez indicó que la intención es reforzar la cercanía con los clientes.