Por administración desleal o apropiación indebida

Anticorrupción se querella contra cinco exdirectivos de Caixa Galicia y Caixanova

La querella va dirigida contra el expresidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, y los exdirectivos de la entidad, José Luis Pego Alonso, Gregorio Gorriarán Laza y Oscar Rodríguez Estrada. También contra el exdirectivo de Caixa Galicia, Francisco Javier García de Paredes Moro.

Novacaixagalicia.
Novacaixagalicia.

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado una querella contra cinco altos ex directivos de Caixa Galicia y Caixanova, las cajas de ahorros gallegas ahora fusionadas en Novagalicia Banco, por la elevadas prejubilaciones e indemnizaciones pactadas presuntamente a espaldas de los órganos de gobierno y del Banco de España, según ha comunicado el organismo judicial.

La querella se dirige al expresidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, y los exdirectivos de la entidad, José Luis Pego Alonso, Gregorio Gorriarán Laza, Oscar Rodríguez Estrada. También incluye al exdirectivo de Caixa Galicia, Francisco Javier García de Paredes Moro.

La Fiscalía considera que las mejoras de sus contratos de alta dirección podrían ser constitutivos de un delito de administración desleal, que se recoge en el artículo 295 del Código Penal, o, alternativamente, de un delito de apropiación indebida, en el artículo 252.

En la querella se apunta que las mejoras pactadas en las retribuciones de los cuatro últimos directivos citados "no se autorizaron por el Consejo de Administración de Nova Caixa Galicia". Aunque Fernández Gayoso no ha percibido indemnización, aunque sí pensión, Anticorrupción señala que el cambio en los contratos contó "con la necesaria cooperación del presidente de la entidad Julio Fernández Gayoso, en menoscabo del patrimonio de la entidad bancaria que administraban".

Además, recuerda que la entidad, que ha recibido ayudas públicas, contaba con un patrimonio por valor de 188 millones de euros, según los diferentes informes realizados.

En la querella se señala que "el mínimo a devolver, al haber sido cobrado indebidamente por los ex altos directivos asciende a 7,87 millones de euros. Recuerda que según estos contratos la pensión de Pego asciende a 10,89 millones de euros, la de Rodríguez Estrada a 8,17 millones, la de Gorriarán a 9,2 millones y la de García de Paredes a 5,07 millones.