Hay 11 firmas en números rojos a marzo

AEB cree que la banca puede entrar en pérdidas por la limpieza de balance

La patronal de la banca no descarta que el sector tenga pérdidas este año a causa del saneamiento de balance que se le ha exigido. A cierre de marzo, 11 entidades se encontraban en números rojos.

AEB cree que la banca puede entrar en pérdidas por la limpieza de balance
AEB cree que la banca puede entrar en pérdidas por la limpieza de balance

La cuerda aprieta cada vez más. Tanto, que la Asociación Española de Banca (AEB) ve posible que el conjunto de las entidades de crédito anoten números rojos a cierre del presente ejercicio en el país. Sin considerar su negocio en el extranjero. Así lo indicó ayer Pedro Pablo Villasante, secretario general de la patronal de los bancos.

"No descarto que pueda haber pérdidas en el sector porque los dos reales decretos sobre saneamiento de balance que nos han impuesto son muy exigentes", dijo Villasante. "Aunque se realicen ventas de activos", remató.

A cierre del pasado marzo, los grupos bancarios anotaron en España un resultado atribuido consolidado de 2.693 millones de euros. Es decir, un 27,5% menos que un año atrás. El agregado de las cuentas individuales arroja un caída de las ganancias mayor: del 36,7%, hasta 1.215 millones.

El representante de la AEB destacó cómo las entidades logran incrementar su margen de intereses (el negocio bancario típico) un 7,2%, a pesar del encarecimiento de los costes financieros y del menor negocio. Sin embargo, las provisiones pesan como una losa sobre la cuenta de resultados. Suben un 26,3%.

El informe trimestral de la AEB mostraba como cada vez son más las entidades que entran en números rojos en el país. Hasta 11 entidades anotaron pérdidas individuales. Son Banco de Valencia (186,8 millones de euros), Banco Pastor (154,8 millones), Barclays (57,2 millones), Dexia Sabadell (5,1 millones), Citibank (4,2 millones), BNP Paribas (1,7 millones) y Openbank (1,4 millones). La lista la completan. Lloyds, Privat Bank Degroof, Banco Alcalá y Self Trade Bank con unas pérdidas menores al medio millón de euros.

Ayudas públicas

Villasante se mostró contrario a que se impongan más provisiones generalizadas a raíz de la publicación de los exámenes a la banca de Oliver Wyman y Roland Berger. "No creemos que haya que sanear más activos", dijo en referencia a los créditos a particulares y empresas, "sino distinguir entre entidades viables y no viables".

Precisamente, el secretario general de la patronal bancaria considera que la subasta de entidades es la mejor vía para resolver quiebras bancarias. Villasante se mostró a favor de que se otorguen ayudas para absorber firmas en apuros -como los esquemas de protección de activos- a aquellos grupos sanos con músculo para acometer dicha labor.

La deuda del Estado no compite con los depósitos

El cerrojazo de los mercados mayoristas ha abocado a bancos y cajas a recurrir a su base de clientes minoristas en busca de financiación. Este fenómeno ha desatado la llamada guerra por la captación de ahorros o del pasivo. A esta pugna, se suma estos días un nuevo rival: el propio Estado.

A Pedro Pablo Villasante no le preocupa la alta rentabilidad que ofrece el Tesoro a los suscriptores de sus bonos. El ejecutivo admite que el Estado "tensa la oferta financiera con la remuneración que ofrece por sus letras a corto plazo. Pero sus emisiones son puntuales y no se mantienen en el tiempo".

El representante de la AEB estima que "la competencia entre entidades velará porque los precios de los servicios financieros y las comisiones se mantengan lo más bajos posibles", aun en un contexto en el que los bancos deben potenciar sus ingresos para afrontar el saneamiento de sus balances.