Coloca más del máximo fijado gracias a una demanda sólida

España emite 2.220 millones y paga más del 6% a cinco años

El Tesoro ha vuelto a demostrar hoy que tiene acceso a la financiación del mercado. En total ha colocado 2.220 millones de euros en bonos a dos, tres y cinco años, más del máximo previsto gracias a una demanda de 7.770 millones. El precio ha vuelto a ser el principal contrapunto. Pagó un tipo medio del 6,07% a cinco años, el máximo desde 1997.

Pantalla de cotizaciones
Pantalla de cotizaciones

El Tesoro se enfrentaba a otro desafío mayúsculo hoy. Aspiraba a colocar entre 1.000 y 2.000 millones de euros en bonos a dos, tres y cinco años en un momento delicado para España con la rentabilidad del bono a diez años cerca del 7%. La tregua que se vivió la víspera en el mercado de deuda, ante la esperanza de un próximo acuerdo europeo para atajar la crisis, facilitó el camino del Tesoro. La expectativa de que el fondo de rescate compre deuda en el mercado secundario próximamente permitió que la prima de riesgo de España se alejara del máximo de 590 puntos básicos que llegó a tocar a principios de semana para situarse en el entorno de los 510 puntos antes de la subasta de hoy.

La menor tensión que se respiraba en el mercado y el objetivo modesto fijado permitió al Tesoro superar la prueba con éxito a costa de pagar tipos carísimos, los máximos desde 1997 para los plazos a tres y cinco años. El único consuelo fue ver que las rentabilidades pagadas estuvieron en línea con el mercado secundario y algo por debajo de los de la víspera. En total emitió 2.220 millones de euros, más del máximo fijado, gracias a la sólida demanda suscitada. Las peticiones alcanzaron los 7.770 millones de euros, una prueba más de que a un precio sigue existiendo interés en la deuda española. El Tesoro volvió a demostrar así que sigue teniendo acceso a la financiación del mercado, algo clave para alejar el temor a un rescate total del país.

Las mayores peticiones las centró la emisión a dos años, algo que viene ocurriendo en las últimas subastas. El Tesoro emitió 700 millones de euros en bonos con vencimiento en 2014 tras recibir peticiones que superaron en 3,97 veces la oferta. Un ratio de cobertura casi el doble de la emisión anterior de marzo. El principal contrapunto volvió a ser el precio. El Estado pagó un tipo medio del 4,71% frente al 2,069% anterior. El único consuelo fue ver que el precio resultaba algo inferior a la cotización del secundario antes de la subasta (4,8%).

El Tesoro emitió también 917,6 millones de euros a tres años. En esta referencia pagó un tipo medio del 5,5%, superior a la anterior subasta de mayo (4,87%) y un nivel que no se veía desde 1997. La demanda, por otra parte, resultó sólida y superó en 3,18 veces la oferta.

En la referencia a cinco años el patrón resultó similar. El Tesoro colocó 602 millones de euros tras recibir peticiones que superaron en 3,44 veces la oferta pero lo hizo al tipo más alto desde 1997. Pagó un tipo medio del 6,072%.