A fondo

La batalla de Zara y H&M se libra en Asia

La expansión internacional, en especial Asia, se erige como el gran edén para el crecimiento de Inditex y H&M. Las cadenas textiles exportan a la región su oferta de moda a precios asequibles para seguir creciendo.

Primero fue Inditex, que sorprendió a los inversores con un aumento del beneficio del 30% en el último trimestre (febrero-abril) hasta situarlo en 432 millones de euros, con 3.416 millones de euros de ventas. Y después ha venido H&M a confirmar el buen momento que viven las cadenas textiles: la empresa sueca ha anunciado un beneficio de 590 millones, un 22,6% más, entre marzo y mayo, y ha registrado una facturación de 3.580 millones de euros. Ambas han sido premiadas en Bolsa, bien es cierto que Inditex de forma más manifiesta (subió un 11% en la jornada de presentación de resultados).

Los expertos apuntaban una explicación para la buena marcha de las ventas tanto de Inditex (dueña de Zara, Massimo Dutti y Bershka entre otras) como de H&M: en tiempos de crisis, y con los consumidores europeos apretándose el cinturón, la oferta de ropa de estilo a buen precio es una buena opción de ahorro sin renunciar a la moda. "Muchos países aún atraviesan una desafiante situación macroeconómica con medidas de austeridad y consumo moderado", señalaba H&M en la presentación de sus resultados. "El hecho de que H&M siga ganando cuota de mercado en estas condiciones es un claro signo de que la fuerte oferta de H&M es apreciada por los consumidores de todo el mundo", añade.

Pero hay otro factor estratégico. Asumido el mal momento del consumo en Europa, vienen las recetas para compensarlo. Asia, en concreto China, se convierte en objetivo prioritario tanto de Inditex, líder europea, como de H&M. Así, la empresa española centrará en China gran parte de sus aperturas de este año, para tener al final del ejercicio cerca de 425 tiendas en este gigante asiático, según anunció su presidente, Pablo Isla hace unos meses. Al final del mes de abril, el grupo contaba con 289 establecimientos, de los que 107 son de su marca insignia Zara. Además, Inditex ha anunciado que iniciará la venta online en el gigante el próximo mes de septiembre.

También para la cadena sueca China es mercado de referencia. Los ingresos en el país ascendieron a 2.526 millones de coronas suecas (286 millones de euros) en el primer semestre fiscal (finalizado en mayo), con un aumento del 60%. Contaba al final del periodo con 101 tiendas, tras abrir 19 en los seis meses. "Nuestro rápido crecimiento en China continúa", señalaba Karl-Johan Persson, consejero delegado del grupo, en una videoconferencia con analistas. "desde el segundo trimestre del año pasado hemos abierto 42 tiendas y la expansión sigue adelante", añadía.

Eso sí, la clave de la expansión también está en no dañar los márgenes. Fue una de los puntos más aplaudidos en el caso de Inditex (60,2% sobre las ventas, frente al 58,8% en el primer trimestre de 2011) y, en el caso de H&M (estable en el 61,7%). Después de erosionar este margen durante algunos trimestres, los analistas aplaudían la estabilización. Eso sí, para Espirito Santo, "Inditex tiene mejor control sobre sus márgenes", señalaba en una nota que recoge Bloomberg.