Los billetes comprados antes de la entrada en vigor no pagarán

Los vuelos del verano, exentos del alza de tasas de Aena

Los vuelos que se hayan comprado antes de la entrada en vigor del alza de tasas aéreas prevista por los Presupuestos Generales del Estado pero no volados estarán exentos de pagar este alza. Una enmienda de CiU salda la controversia creada por la subida de tasas, que tenía enfrentada a Aena con el sector turístico.

El sector turístico puede respirar tranquilo. Una enmienda de CiU en el Senado a los Presupuestos Generales del Estado ha conseguido que "los billetes de avión adquiridos antes de la aprobación de esta norma estén exentos del aumento de las tasas aeroportuarias" aunque el viaje se realice con posterioridad. En concreto, la Disposición Transitoria aprobada afirma que los incrementos en las tasas "solamente serán aplicables y exigibles a los obligados al pago de dichas prestaciones (las compañías aéreas), respecto a los títulos de transporte emitidos con fecha posterior a la entrada en vigor de esta modificación legal".

Esto quiere decir, como ha explicado el portavoz de CiU en el Senado, Jordi Vilajoana, que "cualquier usuario que vaya a tomar un avión, por ejemplo, en agosto y haya adquirido los billetes en febrero no tendrá que pagar ese aumento de las tasas". Este tema preocupaba ostensiblemente al sector turístico, que dudaba de si iba a ser capaz de repercutir esta subida de precios a los clientes o tendría que asumirlo en sus cuentas. Valoraban pérdidas por este concepto que alcanzaban hasta los 100 millones de euros.

Esta exención aplica por igual a transporte de pasajeros y de mercancías.

Por el conjunto de las alegaciones, se prevé que el texto de los Presupuestos vuelva al Congreso para su última aprobación a finales de junio o principios de julio. A partir de su entrada en vigor, las touroperadoras y compañías aéreas tendrán que determinar qué viajes han de subir de precio y cuáles no. Para las toruoperadoras, que ya tienen más del 50% de sus paquetes turísticos vendidos, supone una tranquilidad evidente.

La subida de tasas aeroportuarias es de un 18% de media pero en aeropuertos como Madrid y Barcelona, puede alcanzar el 50% de aumento respecto del gravamen actual. Fuentes del sector apuntan a que puede suponer sumar "25 euros por trayecto de ida y vuelta".

Desde Aena, afirman que la medida puede tener complicaciones de aplicación dado que el organismo gestor de los aeropuertos españoles aplica las tasas en el momento que se realiza el vuelo y no discrimina respecto de la fecha de compra. Sin embargo, fuentes de las compañías aéreas han asegurado que ya han negociado un procedimeinto para detectar qué billetes son los comprados antes de la subida de tasas y que se disfrutarán después.

Desde la patronal ALA aseguran que "la información que incluye en los billetes con referencia a Amadeus marca con absoluta precisión en que fecha fueron comprados. Las compañía se han comprometido a aportar a Aena esta información, de manera que aquellos billetes que cumplan las condiciones no se les aplique las tasas mientras que el resto si tendrán que hacer frente a esta subida".

Cerrado el plazo para enmendar la Ley de Presupuestos de 2012 en su trámite del Senado, el Partido Popular no ha presentado ninguna propuesta significativa de cambio al alza de tasas aeroportuarias ya aprobadas en el Congreso. Las subidas suponen incrementos medios del 18% en el conjunto de los aeropuertos de la red de Aena, pero se disparan por encima del 50% en Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.

Trámite parlamentario

El pleno del Senado en el que se debatirá la Ley de Presupuestos se ha fijado para esta semana y está previsto que finalice el día 22. Dado que se han presentado más de 2.500 enmiendas, de las que 50 son del Grupo Popular, es seguro que la norma tendrá que volver al Congreso de los Diputados. Según este calendario, los nuevos Presupuestos se publicarán en el BOE los últimos días de junio o lo primeros de julio.

En ese momento entrarán en vigor la subida de tasas, y las aerolíneas y touroperadores tendrán que enfrentarse a la nada agradable decisión de reclamar o no a sus clientes la diferencia entre las tasas pagadas en el momento de la compra y los nuevos precios.

Tres grupos parlamentarios han presentado enmiendas en el Senado a la subida de tasas. El Socialista pide la congelación de los precios alegando defectos de forma en la tramitación, dado que el sector no ha sido consultado, tal y como es preceptivo. Coalición Canaria ha presentado enmiendas para que se incluyan variaciones en los precios aeroportuarios en función de conceptos tales como "horas valle, días valle y meses valle". Convergència i Unió ha introducido propuestas que intentan evitar que la entrada en vigor de las tasas en julio perjudique a los clientes que compraron billetes con anterioridad.