El mercado brasileño roza los 255 millones de líneas

Telefónica capta 274.200 clientes móviles en Brasil en mayo

Telefónica cerró mayo con 75.538.746 accesos móviles en Brasil, según las cifras publicadas por el regulador Anatel, que otorga a la compañía una cuota de mercado del 29,63%. Durante el citado mes, su filial Vivo captó más de 274.200 usuarios. El mercado global ya roza los 295 millones de accesos.

Dos clientes miran varios teléfonos móviles en una tienda de Vivo
Dos clientes miran varios teléfonos móviles en una tienda de Vivo

El mercado brasileño de móviles mantiene el crecimiento. Una evolución de la que se han beneficiado todas las compañías con operaciones en el país. Según las cifras publicadas por Anatel, Telefónica captó 274.200 clientes de móviles durante el mes de mayo, alcanzando los 75.538.746 accesos. Así, su filial Vivo mantuvo el liderazgo con una cuota de mercado del 29,63%, ligeramente por debajo del 29,75% registrado en abril.

A continuación se situó TIM, filial italiana de Telecom Italia, con 68.536.385 accesos móviles, que le otorgan una cuota de mercado del 26,88%, también ligeramente por debajo del 26,89% alcanzado en abril.

Claro, la división brasileña de América Móvil, cerró mayo con 62.688.017 clientes móviles y una cuota de mercado del 24,59%, en este caso, por encima del 24,48% de abril. A su vez, Oi, participada por Portugal Telecom, se mantuvo en mayo en el cuarto puesto del ranking, con 47.402.971 accesos móviles, y una cuota de mercado del 18,59%, ligeramente por encima del 18,57% del mes anterior.

En términos generales, el mercado brasileño de telefonía móvil alcanzó en mayo los 254,95 millones de líneas, frente a los 253 millones de accesos alcanzados en abril.

La telefonía móvil 3G aceleró el ritmo de crecimiento, alcanzando los 56,39 millones de accesos, frente a los 54,3 millones registrados en abril, y los 52 millones de marzo. Un avance, según el regulador, que muestra la progresiva implantación de la banda ancha móvil.

En este sentido, Anatel celebró la pasada semana una subasta de espectro, ya dirigido a los servicios de telefonía 4G, que empezarán a llegar al mercado en 2013. Las cuatro grandes compañías destinaron más de 1.000 millones de euros a la compra de espectro. Vivo, la filial de Telefónica, lideró la apuesta por las frecuencias de 4G al comprometer en la subasta un total de 408 millones.