Para sanear las cuentas públicas

El Gobierno italiano aprueba nuevas medidas para el crecimiento

El Gobierno italiano que dirige el tecnócrata Mario Monti aprobó este viernes nuevas medidas para fomentar el desarrollo y el crecimiento de Italia, así como la venta de parte de acciones y de patrimonio inmobiliario en manos del Estado con el fin de recaudar fondos destinados a sanear las cuentas públicas.

En una reunión del Consejo de Ministros que duró cerca de seis horas, el Ejecutivo dio vía libre a esta serie de medidas contenidas en dos decretos diferentes y con las que pretende estimular la competitividad de Italia, así como reducir los gastos de la maquinaria del Estado y recaudar nuevos fondos para reducir la deuda de los entes públicos.

"Crecimiento y reducción de la dimensión y del peso del Estado han sido los motivos que han guiado el Consejo de Ministros de hoy", explicó Monti en rueda de prensa tras la reunión.

En el decreto que fija la cesión de parte del patrimonio del Estado se ha establecido el derecho de opción de compra por parte de la Caja de Depósitos y Préstamos, entidad controlada por el Ministerio de Economía y un grupo de Fundaciones de origen bancario, de la participación estatal en las empresas de servicios Fintecna SPA, SACE SPA y SIMEST SPA.

Una operación con la que el Gobierno prevé recaudar en torno a los 10.000 millones de euros que, según explicó el viceministro de Economía, Vittorio Grilli, serán destinados a la reducción de la deuda pública, a la compra de títulos de Estado y al pago a las empresas que han facilitado servicios a la Administración Pública.

Asimismo, se constituirá un fondo inmobiliario con los inmuebles públicos, tanto del Estado como de los diferentes entes territoriales públicos, que serán puestos a la venta.

El paquete de medidas también contempla la reducción "con efecto inmediato" de la "dirección orgánica" del departamento de presidencia en un 20% y del 10% en el resto, mientras que también se acometerán recortes de personal en el Ministerio de Economía.

El subsecretario de la presidencia del Gobierno, Antonio Catricalà, explicó que con estos recortes en la presidencia del Gobierno se logrará un ahorro anual de 25 millones de euros.

Además del paquete de medidas destinadas a la cesión del patrimonio del Estado y la reducción del gasto, el Ejecutivo aprobó además el decreto para el desarrollo, con el que se pretende "reforzar la competencia, promover la demanda y estimular el dinamismo empresarial".

El decreto consta de un total de 61 puntos, para cuya realización se destinarán fondos obtenidos, en parte, de recortes aplicados a la administración pública y a los ministerios.

El ministro de Desarrollo Económico, Corrado Passera, precisó que entre recursos e inversiones el decreto para el desarrollo movilizará hasta cerca de 80.000 millones de euros.

Entre las medidas que contempla este decreto, figura la constitución de un Fondo para el crecimiento sostenible, para el que se destinarán 2.000 millones de euros, así como la creación de una nueva Agencia para la Italia Digital, que coordinará las políticas y estrategias de difusión de las nuevas tecnologías.

Se introducirán además ventajas fiscales para aquellas empresas que contraten a trabajadores altamente cualificados, mientras que se introducirá la obligación de publicar en Internet los datos sobre aquellas transferencias superiores a 1.000 euros que la administración realice para el pago de suministros, subvenciones e incentivos.