Asegura que Rajoy no le ha pedido que dimita

Almunia mantiene su intención de liquidar bancos inviables

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, ha mantenido hoy, tras reunirse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sus palabras respecto a que podría ser conveniente la liquidación de alguno de los bancos nacionalizados por el Estado. El comisario subrayó que el encuentro "ha ido muy bien" y se ha desarrollado en un clima de cordialidad.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, el 15 de junio de 2012 en La Moncloa.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, el 15 de junio de 2012 en La Moncloa.

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de la Competencia, Joaquín Almunia,que no se desdecía de ninguna de sus últimas afirmaciones respecto al sistema financiero español. Hace dos días, el vicepresidente de la CE consideró que algunas de las entidades españolas que han pasado a manos del Estado se podrían liquidar si esa solución resultaba menos costosa para el contribuyente, lo que llevó a varios dirigentes del PP a pedir su dimisión por considerar desleal su actitud con el Ejecutivo.

Fuentes del Ejecutivo descartaron ayer que Rajoy fuera a pedirle la dimisión, algo que ha confirmado hoy el propio Almunia, quien ha dicho que el presidente no le ha solicitado que renuncie al cargo ni "nada".

"Hemos hablado de la situación económica, por supuesto, de la zona euro, de Grecia, de España y del G20", ha dicho Almunia, que ha añadido que la reunión con Rajoy ha sido "muy cordial y muy interesante".

Preguntado por si se siente obligado a defender los intereses españoles, como le han demandado algunos miembros del PP, se ha limitado a responder que él es comisario europeo.

lmunia, ha asegurado que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, no le ha pedido que dimita, añadiendo que no se arrepiente de sus recientes declaraciones respecto a los bancos nacionalizados en España, a pesar de lo cual el encuentro entre ambos "ha ido muy bien".