Pide ser reubicada a la terminal 4 del aeropuerto de Madrid

Globalia arremete contra las subvenciones a Ryanair

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ha arremetido contra las subvenciones que las autonomías otorgan a las aerolíneas extranjeras, como Ryanair, para que operen en sus aeropuertos y "engañan" a los pasajeros. Contribuyen, según sus palabras, "a hacernos desaparecer".

El presidente del grupo Globalia, Juan José Hidalgo, ha afeado al Gobierno que subvencione la actividad de determinadas aerolíneas extranjeras que "chantajean a las comunidades autómomas amenazándolas con no volar si no hay subvención" y "engañan" a los pasajeros "cobrándoles por todo".

"No tributan en España y compiten contra empresas nacionales como la nuestra, que paga religiosamente sus impuestos", ha denunciado el dueño de Air Europa, entre otras compañías turísticas. "Contribuyen a hacernos desaparecer", afirmó.

Hidalgo mostró, durante un desayuno organizado por Nueva Economía Forúm, su incomprensión ante la decisión del Estado de subvencionar en años pasados a aerolíneas extranjeras con hasta 500 millones de euros. "Si en Europa hay cielos abiertos es normal que lleguen nuevas compañías, pero que vengan los ingleses e irlandeses a copar nuestro país, y que se les esté ayudando a hacernos desaparecer me parece muy fuerte", ha aseverado.

"Las compañías extranjeras no deberían recibir dinero de subvenciones para sacarnos del mercado. Nosotros tenemos unos convenios muy pesados con los pilotos, nos cuestan el triple que los irlandeses", afirmó. Sin embargo, el presidente espera que, gracias al fin de la ultractividad de los convenios que ha dictado la nueva reforma laboral, "el problema con los pilotos se solucione de una manera más ordenada".

Hidalgo aseguró que, tras el ERE presentado para más de 200 trabajadores en Air Europa, la compañía va "mejor", incluso con las subidas del petróleo y con el alza de "más del 50%" de las tasas de Aena "de un día para otro".

También arremetió el presidente contra el operador público de los aeropuertos nacionales Aena por la discriminación que, entiende, vive de cara a sus competidores. "No tenemos alternativa. Sólo podemos decir: "si, señor", "si, señor", dijo.

El presidente solicitó, en presencia del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, como ya hiciera ayer con la ministra de Fomento, Ana Pastor en un desayuno organizado por Europa Press, que su aerolínea Air Europa sea reubicada en la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. Hidalgo ha insistido en que trasladar su actividad a la nueva terminal de Barajas podría suponer para su compañía un ahorro por encima de los 20 millones de euros en rodaje. "Volar a la T2 incrementa mis costes en rodaje, en combustible y en tiempo", afirmó.

Hidalgo retó a Aena a admitir que la T4 "es sólo para Iberia y para sus amigos". El presidente pidió disculpas por haberse enfrentado el martes con el presidente de Aena frente a la ministra Pastor porque la resolución del operador le deja fuera de la terminal por "falta de espacio". "Me duele mmucho cuando veo cómo se trata a los contrarios y cómo se nos trata a nosotros", dijo.

Recalcó que la terminal costó entre 10.000 y 12.000 millones de euros de las arcas públicas y que un 25% de las aerolíneas que operan en la nueva terminal son de bajo coste "pero de la alianza de Iberia. Por ello y mirando directamente al ministro, insistió: "Reubíqueme, por favor"