Vende paquetes turísticos a través de la web de Renfe o Bancaja

Orizonia impulsa la marca blanca en viajes

Orizonia impulsa la marca blanca en viajes
Orizonia impulsa la marca blanca en viajes

Nada se ha beneficiado tanto de la irrupción del comercio online en España como el turismo. La compra de paquetes turísticos por internet es un negocio al alza y Orizonia ha decidido incrementar su volumen de negocio y su penetración en este comercio por vías alternativas a sus propias páginas web. La operadora turística, que unifica las marcas de touroperación Iberojet, Solplan, VivaTours, Cóndor, Kirunna y Orizonia Actividades, incrusta servicios de venta de paquetes turísticos en páginas web de otras compañías. Por ejemplo, acaba de adjudicarse la gestión de Renfe Viajes, la web de la compañía ferroviaria para la comercialización de paquetes turísticos.

"Orizonia es una gran fábrica de productos turísticos", asegura Víctor Bañares, director general de comunicación de Orizonia. "La empresa ya distribuye este producto a través de las agencias de viajes y este es otro canal de distribución", detalla. Para la empresa elegida, sin embargo, es "una vía adicional de ingresos que no le cuesta prácticamente nada", explica el directivo.

La tarea de Orizonia es invisible en este caso. Eligen páginas web de empresas con un "gran tráfico de clientes, que tengan cierta afinidad con el negocio de los viajes y que sean transaccionales, es decir, que el cliente esté acostumbrado a operar con ese sitio de internet. Tienen que ser webs muy interactivas o con una gran potencia de marca", explica Bañares. En este sentido, no solo trabajan con Renfe, sino también con Iberia, Bancaja, Ibercaja y realizan parte del paquete vacacional que vende eDreams. Están trabajando para situar el producto en las web de "dos líneas aéreas para vender la parte de vacaciones y con un medio de comunicación potente que tiene un producto editorial relacionado con los viajes", apunta.

Si todos aceptan, Orizonia diseña para cada cliente una nueva imagen en el que se incluye este producto. "Es un proyecto llave en mano", afirma el directivo. Cada página se hace a medida de las necesidades de cada empresa y de las peculiaridades de su negocio y su cliente.

"La tecnología y la tienda online pertenecen a Orizonia, pero están adaptadas a cada empresa. Son modulables y se pueden hacer multiidioma", describe. Por ejemplo, "nunca introduciríamos un modo de venta de billetes en las páginas de Renfe o Iberia y, sin embargo, hay otros negocios en los que sí resulta interesante o necesario incluirlo", apunta. Puede ofrecer distintos productos de marcas distintas de Orizonia, en función del tipo de cliente mayoritario en la web de destino.

Atención al cliente

El directivo afirma que "la marca blanca es total. No solo es el producto a la vista, sino que, después, cada compañía tiene su propio servicio de atención al cliente personalizado y su resolución de reclamaciones y atención posventa", asegura Bañares.

La inversión por toda esta tecnología y servicio oscila "entre los 60.000 y los 120.000 euros" que corren a cargo "de Orizonia en su práctica totalidad", afirma. De hecho, las empresas reciben una liquidación mensual como comisión por los viajes que Orizonia logra vender a través de su página web. "Cada empresa dispone de un sistema online que le permite ver las ventas que se están haciendo a través de su web, para contrastar los datos de la liquidación" y comprobar que reciben correctamente sus pagos.

El directivo de Orizonia apunta que la compañía espera que, a medio plazo, este negocio de marca blanca aporte "el 25% de las ventas en internet de Vibo Viajes (la enseña que ha sustituido en su cartera a Viajes Iberia)", si bien el directivo descarta hacer pública la cifra de facturación actual.

El grupo ingresó unos 2.400 millones de euros globalmente en 2011. De estos, 955 millones corresponden a la parte de Vibo Viajes, tanto el negocio de agencias de viaje físicas como la parte online. El ebitda de la compañía se situó en los 65 millones de euros. Tienen un total de 5.450 empleados en el mundo y dan servicio a unos ocho millones de clientes.

Comercio online

El volumen total de facturación del comercio electrónico alcanzó en el tercer trimestre de 2011 los 2.421,8 millones de euros, un 27,4% más que en el mismo periodo de 2010. Este registro supone el décimo trimestre consecutivo de crecimiento y nuevo máximo histórico, según la CMT.

También aumentó el número de transacciones, que alcanzaron los 32,6 millones de operaciones en el trimestre, un 34,7% más que en 2010. El volumen de negocio de las tiendas españolas online fue de 1.053 millones de euros.