Indicador adelantado Afi-Agett

Los expertos calculan que el empleo seguirá en caída libre durante el verano

El verano y las contrataciones estivales no aliviarán la pésima marcha del mercado laboral. Según el indicador adelantado de ocupación que elaboran Afi-Agett, entre junio y agosto se perderán más de 150.000 empleos. A esto se unen las previsiones de contratación de los directivos consultados por Manpower, que reflejan una proyección de empleo neto de -6% en el tercer trimestre del año.

Entre los meses de junio y agosto la economía española destruirá alrededor de 160.000 empleos, a pesar de la temporada turística que habitualmente beneficia al mercado laboral español. Eso es, al menos, lo que calcula el único indicador adelantado de empleo existente que elaboran Analistas Financieros Internacionales (Afi) en colaboración con la patronal de las grandes empresas de trabajo temporal (Agett).

Sus estimaciones indican que el ritmo de destrucción de empleo actualmente situado en el 4,4% se intensificará en los próximos meses hasta el 4,7% en agosto. Esto concuerda con el claro empeoramiento del mercado laboral desde hace casi ya un año. De hecho todos los sectores de actividad están mostrando en lo que va de año una peor evolución que en los mismos meses de 2011.

En concreto, entre diciembre y mayo, la pérdida de afiliados asciende a 233.400 cotizantes y el repunte en la cifra de parados, las 291.800 personas; cuando el balance de este mismo periodo el pasado ejercicio arrojaba 7.200 afiliados más y 89.600 parados menos.

Pero a juicio de los expertos que elaboran este indicador, "el elemento diferencial" que genera unas peores expectativas para lo que resta de 2012 está en el peor comportamiento del sector servicios.

Así, en lo que va de año, la caída de 65.300 ocupados en este sector contrasta con una ganancia de 103.000 cotizantes en el mismo periodo del año pasado.

Las expectativas de que la temporada estival alivie a la ocupación se enfriaron en mayo. Es cierto que en ese mes, las contrataciones en de la industria hostelera fueron las únicas que dieron cierto respiro al mercado laboral en mayo, cuando se generaron 77.431 cotizantes (107.200 en el mismo mes de hace un año). Pero estos niveles no son suficientes para provocar un cambio de tendencia ya que descontando el efecto estacional, el empleo habría caído en más de 56.800 personas, según los datos del Ministerio de Economía.

También esta mañana se han hecho públicas las negras previsiones sobre perspectivas de contratación de los directivos españoles, según el Estudio Manpower de Proyección de Empleo que se elabora desde hace 50 años con más de 65.000 entrevistas a ejecutivos de 41 países tanto del sector privado como del público.

Los resultados de dicho informe muestran que aunque la inmensa mayoría de los directivos españoles consultados (el 81%) no prevé ningún cambio en sus plantillas durante el tercer trimestre del año, entre los que sí realizarán cambios son más los que despedirán que los que contratarán. Así, el 11% planea hacer recortes de personal, frente al 7% que prevé contratar personal y sólo el 1% no sabe qué hará. De ahí que la proyección de empleo neto (porcentaje de directivos que prevén incrementar la plantilla menos aquellos que esperan reducirla) se sitúa en el -6%, una vez tenidas también en cuenta las fluctuaciones provocadas por la estacionalidad.

Si bien es cierto que a pesar de que este es el decimoséptimo trimestre con previsiones negativas, la proyección de los directivos españoles mejora dos puntos porcentuales prespecto al segundo trimestre de 2012 y tres puntos, si se compara con el mismo periodo de 2011.