El Ibex cierra con un recorte del 0,54% y la prima de riesgo escala hasta 520 puntos

La prima se dispara y la Bolsa cae ante las dudas sobre la financiación del rescate

Poco han durado las alegrías. El Ibex, que ha llegado a subir durante la mañana más de un 5%, ha acabado la jornada con una caída del 0,54%. Las dudas sobre cuál será el mecanismo utilizado para el rescate y la bajada de rating de Fitch a Santander y BBVA ha lastrado a la Bolsa y a la deuda. La prima de riesgo ha escalado hasta los 520 puntos y la rentabilidad del bono a diez años se sitúa en el 6,5%.

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid

Los efectos del rescate bancario en España no han durado ni un día. A primera hora de la jornada, el Ibex y la prima de riesgo celebraban la petición de ayuda para el sector financiero. Sin embargo, han bastado unas horas para que la alegría se diluya. El selectivo, que ha llegado a subir más de un 5%, ha cerrado con un recorte del 0,54% hasta situarse en 6.516 puntos, mientras la prima de riesgo ha escalado hasta 520 puntos básicos.

Y es que, menos de 48 horas después de la solicitud del rescate, ya comienzan a surgir los primeros problemas. Berlín y Bruselas chocan sobre la fórmula para rescatar a la banca española. Los Gobiernos de Alemania y Finlandia quieren que se organice a través del mecanismo europeo de estabilidad (ESM) -si así fuera, la deuda soberana española estaría subordinada al préstamo para la banca, y tendría menos capacidad para venderse en el mercado- y Bruselas aboga por el fondo de estabilidad financiera (EFSF).

Asimismo, Fitch ha echado más leña al fuego. La agencia de calificación ha rebajado en dos escalones el rating de los dos principales bancos españoles, Santander y BBVA y ha justificado el recorte como consecuencia de la rebaja que, a su vez, otorgó al Reino de España la semana pasada.

En el mercado, el sector financiero ha optado por moderar las ganancias hasta, en muchos casos, convertirlas en caídas. Bankia, que ha cerrado con una revalorización del 1,85%, ha sido la más beneficiada, mientras que Sabadell, Bankinter y CaixaBank también han sumado leves posiciones. BBVA, sin embargo, ha despedido la jornada en tablas pese a haber registrado un alza de más del 10% y Santander, que ha llegado a sumar más de un 9%, ha dicho adiós con un recorte del 0,27%. Popular, por su parte, ha sido el banco más perjudicado dentro del Ibex, con un descenso del 1,86% en el precio de sus títulos.

Morgan Stanley ya advertía esta mañana que el préstamo concedido para sanear el sector financiero "difícilmente será el cortocircuito" que cambie la percepción negativa de los mercados sobre España y elevará la presión sobre otros países como Italia, según recoge Reuters. El banco estadounidense señalaba además de que el Estado estará más endeudado.

"No tengo muy clara cuál va a ser la respuesta de los propios bancos, ya que aún se desconoce el alcance que tendrá está medida en las propias entidades financieras y quiénes serán las que tengan que solicitar dinero. Creo que la banca mediana podría evolucionar peor", añadía hace unas horas Javier Barrio, de BPI. Algunos analistas ya apuntaron hace días que en el supuesto de que los bancos españoles recibieran ayuda de Europa, lo que se ha confirmado este fin de semana, los dividendos caerían en peligro de extinción.

Paralelamente, persiste la preocupación por la propia economía. La concesión de Europa de un préstamo al sector financiero por hasta 100.000 millones a un tipo medio del 4% supondrá más deuda pública y mayor gasto en intereses. Y el compromiso del Gobierno es de reducción del déficit para este año del 8,5% al 5,3%. "Una cosa es la Bolsa y otra la economía, y sobre ésta prevalecen serias dudas. La supervisión de Europa al rescate implica que funcionarios de la Comisión, del FMI y del propio BCE examinen la continuidad de la consolidación fiscal, las reformas estructurales y el objetivo de déficit va a poner el punto de mira en cuestiones como el déficit de las autonomías y los recortes en ciertas áreas, como en educación", comenta Luis Benguerel, de Interbrokers. A lo largo de las últimas semanas, las tres grandes agencias de calificación (Moody's, Fitch y S&P) han advertido de que la solicitud de ayuda podría tener efectos negativos tanto en la calificación de la deuda soberana española como en la del conjunto de la zona del euro.

En el mercado de divisas, el euro tampoco ha vivido una jornada positiva. La divisa europeo ha perdido terreno frente al dólar y se cambia a 1,2504 'billetes verdes'.

La agenda que tiene por delante la Bolsa

Elecciones en Grecia. El próximo domingo Grecia celebrará elecciones generales. Será el segundo intento de formar Gobierno después de que los primeros comicios, que tuvieron lugar el 6 de mayo, no dieran mayoría suficiente a ningún partido. Para el mercado supone una de las citas cruciales en el corto plazo, ya que el país heleno se juega su permanencia en el euro. Syriza, el partido de izquierda que es partidario de renegociar completamente el acuerdo de rescate con la UE, es el que lidera los últimos sondeos, con un apoyo del 30%, insuficiente para formar Gobierno.

21 de junio. Está previsto que para este día se hagan públicos los test de estrés que las dos firmas independientes Oliver Wyman y Roland Berger han realizado sobre la cartera de crédito del sector financiero. Un mes más tarde se conocerán los análisis de las consultoras PWC, Deloitte, Ernst & Young y KPMG con respecto a si los riesgos de las entidades están cubiertos adecuadamente con las provisiones y no hay morosidad oculta. Ambos informes serán determinantes para conocer cuál es la salud real del sector bancario español y qué entidades son las que precisan de ayuda.

28 y 29 de junio. Durante estos dos días tendrá lugar una cumbre entre los líderes europeos para acordar, entre otras cuestiones, los detalles del mecanismo de ayuda a la banca española. Está previsto que días después Mariano Rajoy acuda al Congreso de los Diputados para detallar todo el proceso y las condiciones del rescate bancario.

1 de julio. Entrará en funcionamiento el Mecanismo Europeo de Estabilidad, que sustituirá al actual Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.