El FMI urge a España a actuar con rapidez para restaurar la confianza

El Fondo Monetario Internacional (FMI) urgió hoy a las autoridades españolas a "actuar con rapidez y no escatimar esfuerzos" a la hora de restaurar la confianza y preservar la estabilidad financiera.

Junto con su evaluación de las necesidades del sector financiero español, el organismo multilateral difundió un comunicado que da cuenta de las conclusiones del debate celebrado en el seno de su directorio ejecutivo.

Los directores, afirma la nota, "dan la bienvenida, en particular, a la aceleración de las reformas en los últimos meses, incluidos el incremento de las provisiones exigidas, el apoyo selectivo a la recapitalización bancaria y las acciones decididas para abordar el problema de las instituciones más débiles".

Ahora bien, "teniendo en cuenta la rápida evolución de la situación en España y en la zona euro, los directores urgen a las autoridades a actuar con rapidez y no escatimar esfuerzos para devolver la confianza en el sistema financiero y preservar la estabilidad".

El directorio del Fondo también puntualiza, en otro apartado de su comunicado, que los resultados de las pruebas a que ha sometido al sector financiero español "deben ser utilizados con cuidado y comunicados al público con la mayor claridad".

"Las pruebas de estrés no pretenden representar el pleno alcance de las necesidades de capital", dados los costes asociados por ejemplo a la reestructuración.

Los directores del Fondo coinciden en que las prioridades inmediatas deben ser reforzar los colchones de capital y formular una estrategia para abordar el legado de los activos bancarios.

También subrayan la necesidad de una estrategia de comunicación que desgrane las reformas clave y el calendario.

El Fondo Monetario Internacional divulgó hoy su evaluación inicial de las necesidades del sector financiero en España y calculó que las entidades más débiles necesitarán incrementar sus reservas de capital en al menos 40.000 millones de euros.

Según explicó después una alta funcionaria del Fondo los 40.000 millones constituyen el cálculo base, a partir del cual se suele aplicar un factor multiplicador de 1,5, "para tranquilizar a los mercados", lo que elevaría la cifra hasta los 60.000 millones de euros.