Defiende que sigan separadas las funciones de abogado y procurador

Eugeni Gay critica que se recurra al Constitucional solo con fines dilatorios

El vicepresidente del Tribunal Constitucional, Eugeni Gay, aseguró ayer que se recurre en exceso ante este órgano con fines puramente "dilatorios". "No es bueno usarlo como una tercera instancia y no es bueno utilizarlo como segunda cámara para alargar al trámite parlamentario", vino a decir Gay, que participó en el XIII Congreso Nacional de Procuradores que se está celebrando esta semana en Córdoba. Gay no citó ningún caso concreto de abuso de los recursos ante el TC aunque podría estar refiriéndose al caso de los estatutos de autonomía.

El vicepresidente del Constitucional aseguró que "no es conveniente" que las funciones de defensa, ahora en manos del abogado, y de representación procesal, asignada al procurador, recaigan en la misma persona. Gay dijo no tener constancia de que el Gobierno fuera a modificar la regulación de las funciones de ambas profesionales, un aspecto que sí figuraba en el anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales, que se quedó en el tintero en la anterior legislatura.

Aseguró que el mercado es fundamental, pero cuando "se confunden profesiones, se sustraen atribuciones y se eluden los pasos marcados por la ley, el desastre está garantizado".

Por su parte, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, destacó el papel creciente de los procuradores en el sistema judicial, después de que un día antes el ministro de Justicia anunciara que ampliará las funciones de estos profesionales en la comunicación de actos judiciales y ejecución de sentencias. Estas eran dos aspiraciones históricas de este colectivo, integrado por 9.500 personas en España.

Modelos externos

El modelo a seguir para los profesionales españoles es el de su equivalente en Francia, donde monopolizan los actos procesales de comunicación y ejecución, conformar pruebas e incluso expedir títulos ejecutivos de valor equivalente al judicial. Sobre la importación de modelos, Eugeni Gay lanzó un mensaje de prudencia porque la figura del procurador se está revisando en países como Francia e Italia. Por ello, aseguró que una figura judicial "que ha sido eficaz no tiene que dejar de serlo".

Convencido de la renovación del tribunal

Gay se mostró "convencido" de que se cumplirá el compromiso que han adquirido el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para la renovación de los miembros del Tribunal Constitucional.

Gay es uno de los tres magistrados con mandato ya caducado y, sobre una posible dimisión en caso de que finalmente no se renueve el tribunal, recordó que la ley fija que los miembros del Constitucional no dejen "nunca abandonada" la institución porque es el "árbitro del Estado en materia de control de constitucionalidad de los poderes públicos".

El vicepresidente del Constitucional señaló que "no se puede permitir" que la situación se prolongue más tiempo y que es tarea de sus miembros exigir el respeto de la Constitución a "todos los poderes".