El PSOE propone a Soledad Núñez como subgobernadora del Banco de España

Linde, nuevo gobernador

El recién nombrado consejero del Banco de España, Luis María Linde, ha sido elegido como nuevo gobernador de la entidad, en sustitución de Miguel Ángel Fernández Ordóñez. El gobernador solo lo podrá ser hasta 2015, cuando cumplirá 70 años. Soledad Núñez ha sido propuesta por el PSOE como subgobernadora. El Gobierno no considera aún cerrado un acuerdo.

El nombramiento de Linde como gobernador y de Soledad Núñez como subgobernadora (pendiente aún del beneplácito del Ministerio de Economía que, a última hora de esta tarde, ha indicado que "no está cerrada" la negociación con el PSOE para el nombramiento de subgobernador) suponen la recuperación de un consenso entre el Partido Popular y el PSOE respecto a la dirección del Banco de España, que había quedado roto en 2006.

De entonces data el nombramiento de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que abandona el cargo el próximo domingo, con un mes de antelación sobre los seis años estipulados, debido a desavenencias con el Gobierno de Mariano Rajoy.

Dado que Luis Linde tiene 67 años, y que los consejeros del Banco de España deben jubilarse a los 70 años, el nombramiento asegura al Partido Popular la capacidad para escoger a su sucesor dentro de tres años. Así, los populares mantendrían su ascendencia sobre el organismo regulador hasta 2021, dado que los nombramientos se realizan para un periodo de seis años.

Guindos ha destacado que la experiencia internacional de Linde "va a ser fundamental" en el futuro inmediato, en el que se va a plantear una mayor integración financiera en el ámbito de la Unión Europea. "El próximo gobernador tiene una responsabilidad importantísima en esa mayor integración europea", ha explicado. También ha valorado las necesidades de actuación de Linde en la reforma del sistema financiero español "que, como todo el mundo sabe, no está concluida".

Candidato de Guindos

Luis María Linde era de hecho el principal candidato del ministro de Economía, Luis de Guindos, para sustituir a Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Además, su propuesta cuenta con la aprobación del PSOE. El hecho de haber sido nombrado consejero de la institución hace dos semanas le había convertido en el candidato con más peso para ocupar el sillón del Banco de España. Finalmente, su candidatura ha contado con el plácet de Mariano Rajoy.

Desde hace meses el Ejecutivo tiene sobre la mesa su nombre para ocupar un puesto destacado en alguna de las instituciones europeas en las que España tiene opciones de nombrar a un representante. Finalmente, ha obrado en su favor ser un candidato de consenso para el organismo regulador, algo que, dada la delicada situación de la economía española, su sistema financiero y de las horas bajas por las que atraviesa la institución supervisora, será clave para que el mercado vuelva a confiar en España, explican varias fuentes.

Linde, además, se conoce el Banco de España a la perfección. De hecho, tiene un despacho desde hace años, ya que es asesor para asuntos internacionales. Antes fue director general del departamento de extranjero. En sus años en este departamento Linde vivió y compartió decisiones delicadas entonces para la economía española. Los problemas acuciantes de su deuda no son nuevos para el país. Hace 20 años también era asfixiante. Entonces, no obstante, España tenía capacidad para tomar medidas como devaluar la peseta.

La decisión del gobierno popular relega otras candidaturas que estaban bien posicionadas para sustituir a Ordóñez, como el ex consejo del Banco Central Europeo (BCE) José Manuel González Páramo, Fernando Bécker, expresidente del ICO, Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía, o Antonio Sainz de Vicuña, actual director general del servicio jurídico del BCE.

El portavoz de Economía del Grupo Socialista en el Congreso, Valeriano Gómez, ha destacado la voluntad de alcanzar consensos en el nombramiento de los líderes del Banco de España, siempre supeditada a la capacidad de los candidatos. Gómez ha advertido que la adscripción política previa "no debe ser un obstáculo" para alcanzar ese tipo de puestos, mientras que sí lo es la falta de profesionalidad.

La designación cuenta con el beneplácito de la AEB y la CECA

La Asociación Española de Banca (AEB) ha valorado "muy favorablemente" la elección de Luis María Linde como nuevo gobernador del Banco de España, y le ha ofrecido su colaboración para afrontar los retos del sector. En un comunicado, la AEB aprueba el nombramiento de una persona "de la experiencia y capacidad" que atesora el recién designado.

"Como es obligado y tradicional, la AEB ofrece al gobernador no sólo el acatamiento debido a la Autoridad Supervisora sino toda la colaboración que precise", añade el comunicado.

Por su parte, la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros) ha coincidido en ofrecer al nuevo gobernador su "colaboración activa y leal". Linde "reúne excelentes cualidades y experiencia para desempeñar la labor de gobernador y afrontar los retos que tiene planteados el Banco de España", afirma, en un comunicado.