Pide un ejercicio de transparencia

La CEOE pide "luz y taquígrafos" para explicar la crisis financiera en España

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, ha defendido hoy que se investiguen con "luz y taquígrafos" las causas de la crisis financiera de España, porque la sociedad necesita esas explicaciones para entender los "sacrificios" que habrá que hacer.

Rosell ha pronunciado una conferencia sobre la situación económica actual y las perspectivas de futuro durante una jornada organizada en Vitoria por la patronal alavesa SEA con motivo de la asamblea general ordinaria de esta organización empresarial, que clausurará el lehendakari, Patxi López.

Ha dicho que el sistema bancario español está "bastante consolidado" en lo que se refiere a los bancos, pero ha recordado que los problemas se han producido en algunas cajas de ahorro.

"Hay que hacer un ejercicio de explicar lo que ha pasado, cómo ha pasado y por qué ha pasado, con luz y taquígrafos", ha insistido, porque hay que saber si ha habido "culpables" o si han fallado los reguladores o las auditorías.

En su opinión, es necesario ese ejercicio de transparencia porque la sociedad lo pide y porque, en caso contrario, los sacrificios que se van a tener que hacer en los próximos años "no se van a entender".

Rosell ha reconocido que la situación económica española es "grave y complicada" pero no "desesperada", y ha señalado como un punto fuerte de la economía las exportaciones y como débil el paro y las grandes cantidades de dinero que se pagan en prestaciones de desempleo.

Al respecto, ha abogado por poner encima de la mesa el debate de los denominados minijobs porque es preferible que la gente trabaje a que esté en el paro y que se puedan compatibilizar esos trabajos con el pago de una parte del subsidio.

Aunque ha reconocido que la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy es un "paso adelante", ha indicado que "ni mucho menos" es la que gusta a los empresarios y ha apostado por ir incorporando cambios "con el objetivo final de que sea lo más flexible posible" y que cree el máximo empleo.

"Todos hemos cometido muchos excesos, empresarios, políticos, trabajadores, sindicalistas". "Hemos comido demasiado muchas veces y nos hemos atragantado y lo hemos digerido mal", ha considerado.

Al respecto, ha insistido en que "el señor" que no va a trabajar porque le duele la espalda "no lo puede hacer" de ninguna de las maneras y tiene que asumir sus responsabilidades.

Tampoco se puede permitir, ha indicado, que "un señor no pague impuestos porque hace triquiñuelas" ni que un estudiante repita cursos durante quince años para hacer una carrera ni "un señor que va no se cuántas veces a la Seguridad Social a ver si está bien o está mal".

En su opinión, los organismos públicos han de funcionar también "de manera distinta" y adaptarse a la realidad como lo hacen las empresas.

En cuanto a Europa, Rosell ha destacado que el Banco Central Europeo "ha servido" para controlar el déficit pero ha lamentado que no haya "ni integración fiscal ni movilidad de trabajo", dos de los puntos negros de la construcción europea.

El presidente de la CEOE ha considerado que el euro ha sido "un milagro" y es necesario que siga así pero ha advertido de que la unión monetaria necesita "un proveedor de liquidez" para prevenir ataques especulativos a países solventes como España, además de una autoridad para la resolución de las crisis bancarias.