Si no hay plan creíble de consolidación fiscal

Fitch podría rebajar el rating de EE UU en 2013

La agencia de calificación crediticia Fitch ha advertido de que podría rebajar la máxima nota de solvencia de la deuda de EE UU el próximo año en ausencia de un plan creíble de consolidación fiscal por parte de Washington.

"Estados Unidos es el único entre los cuatro mayores países con calificación AAA que no cuenta con un plan creíble de consolidación fiscal" y que además está previsto que incremente su ratio de deuda respecto al PIB a medio plazo, apuntó Ed Parker, analista de calificaciones soberanas de Fitch en una conferencia en Nueva York.

El pasado mes de noviembre Fitch revisó a 'negativa' desde 'estable' la perspectiva de crédito de EE UU después de que un comité del Congreso fracasara en llegar a un acuerdo para recortar en 1,2 billones de dólares (952.380 millones de euros) el déficit.

Habitualmente, un cambio en la perspectiva de 'rating' implica un margen de entre 12 a 18 meses para que se adopte una decisión sobre la calificación y supone que existe más de un 50% de oportunidades de una rebaja, o de una subida si la perspectiva fuera positiva.

"Estados Unidos es la única entre las cuatro mayores economías cuya deuda en relación al PIB se espera que crezca durante los cinco o seis próximos años", apuntó Parker al referirse a la situación de EE UU, Reino Unido, Alemania y Francia.

En este sentido, el analista de Fitch consideró creíbles los planes de ajuste de Francia y Reino Unido, aunque advirtió de que el país británico podría ver amenazada su máxima calificación si registrase un acusado empeoramiento de la actividad económica.

Standard & Poor's hizo historia en agosto de 2011 cuando decidió rebajar en un escalón el rating de EE UU, hasta AA+, asignándole una perspectiva 'negativa'. Por su parte, Moody'' rebajo a 'negativa' la perspectiva de la nota Aaa de EE UU el pasado mes de noviembre.