El fabricante de ordenadores reclama a su rival 4.000 millones por daños

Arranca el juicio entre HP y Oracle por posibles prácticas anticompetitivas

Los abogados de HP y Oracle se vieron ayer las caras en los tribunales de EE UU durante la apertura del juicio que enfrenta a ambas compañías, después de que el gigante de las bases de datos decidiera el pasado año dejar de dar soporte informático al procesador Itanium de Intel, el que utilizan los grandes servidores de HP. Una medida por la que el mayor fabricante de PC del mundo le denunció ante las autoridades de competencia de Europa y EE UU. HP le reclama 4.000 millones de dólares (unos 3.203 millones de euros) por daños.

Oracle defiende que dejó de dar soporte a los equipos de HP con Itanium porque a este procesador le quedaba poca vida, ya que Intel iba a poner foco en su microprocesador x86. Por su parte, HP sostiene que ambas habían acordado que se mantendría el soporte a Itanium, y acusa a Oracle de incumplir el contrato. En declaraciones a CincoDías, fuentes de HP explicaron el pasado julio que la decisión de Oracle suponía el bloqueo a una competencia justa. Y el vicepresidente de sistemas críticos de HP, Martin Flink, aseguró que todo esto ocurre porque Oracle no ha logrado sus objetivos de ingresos de hardware con los servidores de Sun (tras adquirir esta firma). "Lleva a cabo estas prácticas para reactivar su fallido negocio de hardware".

Durante el juicio, donde se dirimirá si ha habido o no tal contrato entre HP y Oracle y, si ha existido, en qué términos, se espera que declaren Larry Ellison y Mark Hurd (exdirectivo en HP y Oracle). También podría hacerlo Paul Otellini, consejero delegado de Intel, aunque su firma no esté involucrada en el juicio.

HEWLETT-PACKARD 18,74 -0,08%

Las relaciones entre HP y Oracle llevan tiempo deterioradas. Sobre todo, desde que el exconsejero delegado de HP, Mark Hurd, fuera despedido en agosto de 2010 y fichado como copresidente de Oracle un mes después. HP demandó a Hurd entonces, acusándole de violar la confidencialidad que conllevaba su puesto. A partir de ahí, el cruce de demandas se elevó. Además del caso que ahora se ve en los tribunales, Oracle interpuso otra denuncia a HP por fraude y ocultación de datos. Acusó a su rival de contratar a Léo Apotheker, hasta entonces máximo directivo de SAP, mientras negociaba con HP para cerrar el fichaje de Hurd. "De haberlo sabido, no habría cerrado ningún pacto con HP", dijo Oracle.